CDMX

Critican escultura de mujer indígena que sustituirá a Colón; es una cabeza olmeca con nombre náhuatl

El monumento llamado ‘Tlali’ será hecho por el escultor Pedro Reyes.

El escultor Pedro Reyes estará a cargo de la nueva escultura que sustituirá al monumento a Cristobal Colón en Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

El jueves, Reyes reveló la cabeza olmeca inspirada en una mujer indígena que estará ahora en la glorieta. Se llamará ‘Tlali’, que significa ‘tierra’ en lengua náhuatl.

Esta escultura ha recibido críticas en redes sociales debido a algunas incongruencias. Te contamos:


Pedro Reyes explicó que ‘Tlali’ está inspirada en las cabezas colosales olmecas. Contó que todas las representaciones existentes son masculinas, por lo que el primer problema que tuvo fue cambiar el género. Sin embargo, conservó diversos rasgos de las cabezas originales.

El escultor también señaló que los olmecas no hablaban náhuatl sino zoque. Aún así, el nombre está en lengua náhuatl.

La escritora y activista mixe, Yasnaya Aguilar, cuestionó que el nombre de la escultura fuera en náhuatl y no mixe-zoqueano, además de que será un hombre no indígena quien realice una representación de una mujer indígena.

En junio pasado, la también lingüista hizo un análisis sobre los monumentos, su simbolismo y los recientes derribos a estatuas de Colón, Hernán Cortes y otros personajes.


En su columna en El País (‘Jamyats. De ahuehuetes y estatuas’), reconoció que la construcción de estatuas suele ser una tradición, pero que existen otras posibilidades para la memoria. Una de ellas es la plantación de un árbol convertido en monumento. Un árbol como resistencia, en contraposición al colonialismo.

En tanto, el escritor e historiador Federico Navarrete consideró sobre ‘Tlali’ que la estatua es un reflejo de “la visión esencialista que ve a los indígenas como todos iguales (desde el preclásico hasta el siglo XXI)”.

Yasnaya Aguilar también citó a la antropóloga Sheba Camacho, quien dijo que suele ser tradición que los hombres son representados de manera concreta en estatuas, es decir, una estatua de un hombre concreto (Cristobal Colón), mientras que las mujeres son representadas de manera genérica (la mujer indígena olmeca, la madre, etc).

La investigadora Lucía Melgar, por su parte, consideró como “ridícula” la idea de petrificar a una “mujer indígena” en una avenida principal como Reforma. Afirmó que es una metáfora de cómo se mira a las mujeres y a las indígenas como “mujeres genéricas, mudas e inmovilizadas”.