Border

Dan positivo 87 miembros de la `Border Patrol´ en Texas ante avalancha de migrantes

Cerca de 70 agentes fronterizos del sector Río Grande Valley (RGV) y 17 agentes fronterizos del sector de Laredo, dieron positivo por COVID-19.

WASHINGTON, DC.— Congresistas hicieron un llamado al secretario del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS), Alejandro Mayorkas, a priorizar la salud y la seguridad de los agentes fronterizos y las comunidades fronterizas en medio de un aumento de COVID-19 en el Valle del Río Grande.

El aumento de infecciones ha resultado en el cierre de Catholic Charities, un refugio para migrantes, y en esta área cerca de 70 agentes fronterizos del sector Río Grande Valley (RGV) y 17 agentes fronterizos del sector de Laredo, dieron positivo por COVID-19.

Además, el 27 por ciento de los niños no acompañados deportados esta semana y Brownsville experimentó una tasa de positividad del 15 por ciento.

La Patrulla Fronteriza también está enviando inmigrantes directamente al sitio de prueba COVID-19 de McAllen.

Las altas tasas de positividad y el cierre de ONG se producen cuando el Valle del Río Grande ha visto una avalancha de migrantes, un aumento del 478 por ciento en los encuentros en junio de 2021 en comparación con junio de 2020. Sólo la semana pasada vio casi 20 mil “encuentros” --detenciones y liberación en refugios en el Valle del Río Grande-- lo que se suma a los más de un millón de “encuentros” totales en lo que va de año y 330 mil se han dado en Texas, en el RGV.

“La pandemia de COVID-19 ha causado muchos desafíos en todo el país. Las comunidades fronterizas enfrentan desafíos particulares debido a la afluencia de migrantes que llegan todos los días.

“El secretario del DHS debe priorizar la salud y la seguridad de los agentes y las comunidades fronterizos para ayudarlos en esta emergencia de salud pública”, dijo el congresista Henry Cuéllar.

“Estos agentes son la personificación de lo que representa la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos… Si bien somos extremadamente afortunados por la vacuna que ha salvado muchas vidas, debemos priorizar la salud y el bienestar de nuestros oficiales en las comunidades fronterizas”.

En Laredo, Texas, el refugio para migrantes Holding Institute ha acogido a cientos de migrantes y  se prepara para recibir más. El refugio, ya estando saturado, tuvo un respiro por la declaración de desastre que firmó el juez del condado de Webb, que permitió por siete días no recibir más inmigrantes necesitados,  actualmente hay  46 individuos positivos en cuarentena de los 326 que reportó la ciudad de Laredo.

El director ejecutivo, el pastor Mike Smith declaró que ningún migrante se encuentra hospitalizado y que categóricamente no son los migrantes la causa de la actual nueva ola de COVID-19 que afecta a la región.