Tokio 2020

Inicio ‘de medalla’ para Carlos Ortiz: queda tercero en primera ronda del golf

El mexicano empató en esa posición con el belga Thomas Pieters.

El belga Thomas Pieters y el mexicano Carlos Ortiz quedaron en empate en el tercer puesto la primera ronda de golf este jueves.

Durante la jornada, Rikuya Hoshino no estuvo solo en el primer tee en el inicio del golf olímpico.

La tribuna a las espaldas de Hoshino, que debería haber estado vacía en estos Juegos Olímpicos sin público, se llenó de voluntarios con el uniforme de Tokio 2020 que querían ver como el japonés de 25 años daba comienzo a un torneo que se retrasó un año por la pandemia.


Los dos golfistas que lo acompañaban en el primer grupo, Sepp Straka y el belga Thomas Pieters, se fueron al frente.

En un campo blando, Straka eligió un buen día para estar acertado con sus hierros. Embocó cuatro birdies en sus seis últimos hoyos para acabar con una tarjeta de 63 golpes, 8 bajo par, con lo que igualó el récord olímpico — algo poco histórico ya que el deporte recién volvió al programa en 2016 — y terminó un golpe por delante del tailandés Jazz Janewattananond.

Pieters, quien estuvo a un paso del bronce en Río, se enfermó en la víspera y no pudo sondear los nueve primeros hoyos del club de campo Kasumigaseki en las rondas de práctica. Acumuló 30 golpes en los últimos nueve hoyos para una tarjeta de 65.

El mexicano Carlos Ortiz también firmó un 65 bajo unas condiciones ideales en un campo que, cuando llegaron los jugadores, no tenía ni un divot tras pasar dos meses cerrado.


El golfista mexicano tuvo un buen debut olímpico luego de culminar T3 con (-6) con 65 golpes en la primera ronda del torneo, mientras que su compatriota Abraham Ancer en el T19 con (-2) 69 golpes. El jalisciense quedó cerca del austriaco Sepp Straka, que tuvo el primer lugar con (-8) y 63 golpes.

Ortiz comparte la tercera plaza con el belga Thomas Pieters, quien en esta sesión hizo (-6) 65 golpes.

Otros dos latinoamericanos, el venezolano Jhonattan Vegas (66) y el colombiano Sebastián Muñoz (67), completaron rondas que les dejaron cerca de los líderes.

Exultante por participar en sus primeros Juegos, Muñoz manifestó que la experiencia le han brindado experiencias inéditas.

“Aquí están los mejores atletas del mundo, estar en la Villa Olímpica ha sido muy divertido”, dijo Muñoz. “Estoy muy agradecido de poder competir en este torneo”.

Los voluntarios vaciaron la tribuna tras el drive de Hoshino y habían regresado a sus puestos — la mayoría ayudando a localizar golpes errantes — cuando llegó el turno de la principal esperanza japonesa.

El campeón del Masters de Augusta, Hideki Matsuyama, aún tenía motivos para creer que todos estaban mirando.

“Si digo que no hay presión estaría mintiendo”, cont+p Matsuyama tras iniciar la competencia con una tarjeta de 69, que no fue el mejor arranque en una ronda de bajas puntuaciones tan bajas que sólo 13 de los 60 golfistas estuvieron sobre el par.

Patrick Reed y Xander Schauffele acabaron con 68, un resultado bastante bueno para Reed.

Entró al torneo a última hora sustituyendo a Bryson DeChambeau, quien arrojó positivo por COVID-19, y, debido a las pruebas que tuvo que pasar, no llegó al campo hasta el miércoles por la tarde. No tuvo tiempo más que para ver los cuatro últimos hoyos desde un carrito.