Nacional

Cienfuegos: en un mes pasa de detenido en EU a hombre libre en México

Con ello, el militar mexicano quedó “limpio de cargos criminales” en Estados Unidos y fue puesto a disposición de US Marshal.

Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), llegó ayer a México, vestido de traje y corbata, como un hombre libre y, según dijo ayer en una Corte de Nueva York, sin temor a una persecución en el país.

El general en retiro llegó a las 18:40 horas al aeropuerto de Toluca, en un Jet privado del Gobierno de Estados Unidos, y media hora después partió a su casa con el compromiso de que atenderá la investigación que hay en su contra.

La llegada del militar a México ocurrió nueve horas después de que compareció en una Corte de Estados Unidos donde la jueza del Distrito Este de Nueva York, Carol Bagley Amon, aceptó el acuerdo que desestima los cargos de narcotráfico y lavado contra el extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La juzgadora reconoció tener una "autoridad limitada" para impedir que el gobierno de su país retire los cargos contra el militar, incluso si ella lo hubiera deseado. "Es difícil hacer que el gobierno procese a alguien a quien no quiere procesar", dijo.

Con ello, el militar mexicano quedó "limpio de cargos criminales" en Estados Unidos y fue puesto a disposición de US Marshal, la agencia federal de policía del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Dicha corporación trasladó ayer mismo a Cienfuegos a México, luego de que este aceptó voluntariamente abandonar Estados Unidos. El militar continuará bajo investigación en México, aunque por ahora sin pisar la cárcel.

El gobierno de México se comprometió a continuar la investigación iniciada contra Cienfuegos por las agencias de seguridad estadounidenses, con base en la cual halló evidencia que lo vinculan al Cártel Beltrán Leyva.

El 14 de agosto de 2019, las autoridades estadounidenses presentaron ante la Corte de Nueva York los cargos contra Cienfuegos Zepeda, a quien identificó con el sobrenombre de El Padrino o Zepeda.

Cienfuegos fue detenido el 15 de octubre, en Los Ángeles, California. El gobierno de Donald Trump insistió en que era un delincuente peligroso, al servicio del crimen organizado y con una red de protección al más alto nivel.

Sin embargo, ayer, en una audiencia de apenas 20 minutos, la jueza Carol Bagley fue notificada de la inédita decisión del Departamento de Justicia estadounidense de retirar la acusación contra el general.

La jueza cuestionó a la fiscalía si dicho acuerdo planteado se había tomado al más alto nivel. El fiscal del caso, Seth D. DuCharme, informó que el acuerdo salió de la oficina del fiscal William Barr.

Explicó que se ponderó entre la acusación contra Cienfuegos y los intereses de la relación bilateral Estados Unidos-México. "Estados Unidos determinó que el interés más amplio en mantener esa relación de cooperación supera los intereses del Departamento de llevar adelante este caso", dijo.

Entonces la juzgadora avaló dicho acuerdo al considerar que "no hay motivo para dudar" del acuerdo o de la voluntad de México para investigar al militar.

En la audiencia, Cienfuegos fue cuestionado en casi 10 ocasiones por la juez por temas de procedimiento y aceptó renunciar a sus derechos y salir voluntariamente de Estados Unidos.

Además, le cuestionó si tenía "miedo a una persecución" en México; el general respondió: "No, señora".

Por la noche, en Estados Unidos se notificó a la jueza Bagley Amon que el traslado a México fue exitoso.

LÍNEA DE TIEMPO

Relación tensa

15 de octubre

Detienen en el aeropuerto de Los Ángeles, en California, durante un viaje familiar, a Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa en el sexenio de Peña Nieto.

21 de octubre

Se reúnen el canciller de México, Marcelo Ebrard, y el embajador de Estados Unidos en nuestro país, Christopher Landau, para hablar de la detención del general.

26 de octubre

Marcelo Ebrard habla con fiscal de Estados Unidos, William Barr, y le manifiesta "descontento" por investigaciones de la DEA en territorio mexicano.

28 de octubre

El gobierno mexicano envía una nota diplomática a la Unión Americana ante la falta de información sobre la investigación sobre el exsecretario.

6 de noviembre

La Fiscalía General de la República solicita la evidencia que tienen las autoridades estadounidenses contra el general mexicano Salvador Cienfuegos.

17 de noviembre

Estados Unidos desestima los cargos penales en contra del extitular de la Defensa Nacional, entre los que encontraban narcotráfico y lavado de dinero.

Desde la detención del general mexicano hasta la desestimación de los casos, la relación bilateral México-EU vivió momentos tensos.

Fuente: El Financiero

Ven demócratas riesgo de impunidad

La decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos, avalada por la jueza de la Corte del Distrito Este de Nueva York, de desestimar las acusaciones contra el general Salvador Cienfuegos y mandarlo de vuelta a México, libre de cargos criminales en la Unión Americana, generó alertas en el Capitolio.

El senador demócrata Bob Menéndez, miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, dijo en un comunicado que "no hay explicación alguna que esclarezca la decisión del fiscal general (William) Barr, de retirar abruptamente los cargos de narcotráfico contra el general Cienfuegos", y advirtió que la determinación de la administración de Donald Trump podría "fomentar la impunidad" en México.

"Prestigio del Ejército estaba en juego", dice el Presidente

El prestigio de las Fuerzas Armadas se privilegió ante la presunta relación entre militares mexicanos con el narcotráfico, según lo declarado ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras el desistimiento en Estados Unidos de los cargos contra el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

Las pruebas presentadas por la DEA (Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos), que derivaron en la detención del general en California, y los tres cargos por narcotráfico y uno por lavado de dinero, fueron desechadas por la justicia estadounidense, pero también por el gobierno mexicano, que habría tardado al menos 27 días en obtener las evidencias.

Ayer, minutos antes de la decisión de la jueza del Distrito Este de Nueva York, Carol Bagley Amon, el Presidente de México salió a detener las "especulaciones", volvió a destacar una relación de respeto con el presidente Donald Trump por su colaboración, y pidió confianza en que la justicia mexicana y en el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, que ahora llevará a cabo el procedimiento legal correspondiente.

"No podemos nosotros permitir, sin elementos, que se socaven nuestras instituciones fundamentales", advirtió López Obrador, en la conferencia de ayer, que sirvió para desmenuzar las acciones de la Federación para interceder por el general que hasta hace unas horas era llamado El Padrino, y era considerado como un criminal con "incentivos para huir".

"Está de por medio el prestigio de una institución fundamental para el Estado mexicano", sentenció.

El canciller Marcelo Ebrard fue el encargado de dar a conocer el periplo diplomático implementado por la Federación tras la detención en California el 15 de octubre.

Para el 28 de octubre, el canciller habría tenido una conversación telefónica con el fiscal general estadounidense, William Barr, para manifestarle "el profundo descontento de México", y fue el 30 cuando nuestro país recibió un oficio firmado por Timothy Shea, director de la DEA, con un expediente de 743 páginas relacionado con la detención del general; fue hasta el 11 de noviembre fue cuando se recibió la evidencia correspondiente.

La Iniciativa Mérida "ya quedó sin efecto": SRE

Para el gobierno federal, la etapa de cooperación entre México y Estados Unidos, impulsada por los expresidentes Felipe Calderón y George W. Bush para combatir al crimen organizado, conocida como Iniciativa Mérida, "quedó sin efecto".

Así lo dijo el secretario de Relaciones Exteriores, al advertir que dicha iniciativa "se debe de rehacer", pues no se comparte la misma visión, y –a su decir– no se le ha solicitado a Estados Unidos, ni un helicóptero.

"La instrucción que nos ha dado el Presidente es de no aplicar esos recursos como se estaba haciendo para comprar armas, helicópteros", subrayó, sin dar más detalles sobre la el programa creado en 2008, que, hasta finales del año pasado, había alcanzado los 3 mil millones de dólares desembolsados por Estados Unidos a México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en mayo del año pasado que la estrategia de su gobierno sería impulsar el desarrollo y empleo para Centroamérica y el sureste de México, a fin de desincentivar la migración hacia Estados Unidos, y en su momento anunció inversión de 4 mil millones de pesos en territorio nacional y 5 mil millones en Centroamérica, en lugar de apoyo de equipo militar y de inteligencia, como en sexenios pasados.

Durante su participación en la conferencia de Palacio Nacional, el canciller también se refirió a la competencia y a las actividades que realiza la DEA en México, y dio a conocer que, desde hace dos años y hasta la fecha, hay 50 agentes estadounidenses acreditados para trabajar en México, y que están limitados a labores de investigación.

"Siempre y cuando respeten la legislación mexicana, no pueden sustituir a los agentes de nuestras instancias policiales", aseguró.

Liberación en EU de Cienfuegos divide a los partidos políticos

La decisión de Estados Unidos de exonerar al general Salvador Cienfuegos de los delitos de narcotráfico y vínculos con el crimen organizado dividió a los partidos en México.

El líder de Morena, Mario Delgado, explicó que "la diplomacia tiene sus tiempos, sus equilibrios y sus formas", y dijo que "como mexicanos debemos congratularnos por la labor del gobierno mexicano y de nuestro servicio diplomático en el caso del general Cienfuegos".

El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, sostuvo que su partido apoya "decididamente" al militar acusado. "El PRI nacional apoyó decididamente al general Salvador Cienfuegos. Todos debemos de congratularnos y apoyar siempre a nuestras Fuerzas Armadas, la Sedena y la Semar", tuiteó.

El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, exigió que "se esclarezca el estatus jurídico con el que el general Salvador Cienfuegos regresará a México", al acusar que su detención fue "un montaje con fines electorales (de Trump) y México simplemente fue parte de un juego".

En el Senado, los presidentes de las comisiones de la Defensa Nacional, Higinio Martínez, y de Marina, Eruviel Ávila, celebraron la decisión.

De acuerdo con el morenista Higinio Martínez, se lastimó a las Fuerzas Armadas: "Ahora se ha corregido esta absurda detención. No es sólo por el general Cienfuegos, es por la soberanía de nuestro país".

El priista Eruviel Ávila celebró que "gracias a los buenos oficios del Ejecutivo" se le hace justicia al general Cienfuegos: "un hombre probo, con una trayectoria impecable, pero también se reconoce y se honra a una gran institución mexicana como lo es el Ejército de nuestro país". Con información de Amilcar Salazar, Eduardo Ortega y Víctor Chávez