Nacional

Detienen a ‘El Cadete’, presunto líder de la tropa del infierno del Cartel de Noreste en Tamaulipas

La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas ofrecía una recompensa de 2 millones de pesos, para lograr la captura de Martín Rodríguez Barbosa.

Elementos del Ejército Mexicano, detuvieron en Nuevo Laredo a Martín Rodríguez Barbosa alias “El Cadete”, líder de la Tropa del Infierno del Cartel del Noreste.

En un operativo implementado por personal castrense y el grupo especial de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada de la Fiscalía General de la República (FGR), provocó balaceras, persecuciones y terror entre la población de ese municipio fronterizo desde el pasado lunes por la noche.

En la refriega, al menos diez pistoleros resultaron abatidos, así como tres elemento de Sedena, además de civiles heridos, una de ellas una mujer de 57 años, quien fue alcanzada por una bala en uno de sus pies.


Uno de los enfrentamientos se registró en la colonia Buenavista, donde dos pistoleros fueron abatidos; en el lugar se aseguraron dos camionetas, 13 armas de fuego, cartuchos y ponchallantas.

De acuerdo con el reporte del personal castrense, al realizar recorridos de disuasión en la citada colonia, visualizaron al menos 15 camionetas con civiles armados, quienes los agredieron.

Al repeler la agresión, persiguieron a los agresores, cuando una de las camionetas chocó contra un poste de CFE y la otra contra un vehículo americano, estacionado en la calle.

En el lugar fueron abatidos dos pistoleros, mientras que otros corrieron, escondiéndose entre los domicilios, en tanto que el resto de las camionetas huyeron del lugar.

Tras la captura de “El Cadete”, delincuentes de “La Tropa del Infierno” quemaron unidades para bloquear avenidas, lanzando ponchallantas y agredieron a elementos de seguridad.

La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas ofrecía una recompensa de 2 millones de pesos, para lograr la captura de Martín Rodríguez Barbosa, quien se identifica como uno de los principales generadores de la violencia en Nuevo Laredo y el estado de Texas, en Estados Unidos, donde también era requerido por las autoridades.