Mundo

Todo se arregló con un cafecito: así es como Turquía aceptó a Suecia y Finlandia en la OTAN

Ambas naciones aún enfrentan un período de incertidumbre mientras esperan la aprobación formal de los miembros de la OTAN.

Las conversaciones con el presidente turco llevaban horas dando vueltas la tarde de este martes cuando las delegaciones decidieron tomarse un respiro.

Lo que estaba en juego era si Suecia y Finlandia podrían seguir adelante con sus solicitudes para unirse a la OTAN y, antes de la reunión, sus expectativas habían sido limitadas. Recep Tayyip Erdogan de Turquía reiteró sus demandas de que sus homólogos de Estocolmo y Helsinki tomen medidas enérgicas contra los grupos kurdos que Ankara considera terroristas para levantar su veto a su adhesión. Eso parecía políticamente imposible.

Durante las primeras dos horas, nada se movió”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, en una entrevista. “Pero luego hubo un descanso para tomar café”.

Cuando regresaron a la mesa de negociaciones, las dos partes lograron encontrar una manera para que los dos países nórdicos abordaran las preocupaciones de seguridad de Erdogan que fuera aceptable para ambas partes.

“Suecia y Finlandia pudieron explicar nuestro trabajo contra el terrorismo y cómo hemos endurecido la legislación y continuaremos fortaleciéndola”, dijo la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, en una entrevista.

“Durante la pausa para el café, siempre existe la posibilidad de usar un poco de creatividad y encontrar un lenguaje que se adapte a todos”, agregó Haavisto. “Tuvimos éxito en eso”.

La medida remodelará la defensa europea al alargar la frontera de la OTAN con Rusia y ofrecer más protección a los países bálticos expuestos en la frontera oriental de la alianza. Coronaba más de un mes de negociaciones a veces enconadas y períodos de obstrucciones turcas mientras Suecia y Finlandia intentaban convencer a Ankara de que retirara su bloqueo. Los 30 miembros deben firmar el proceso.

Andersson, el presidente finlandés Sauli Niinisto y el jefe de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Jens Stoltenberg, se reunieron con Erdogan durante cuatro horas antes de una cumbre de la OTAN en Madrid para elaborar el acuerdo. Stoltenberg y Erdogan también tuvieron un mano a mano.

La reunión entre Erdogan y Stoltenberg fue “más de tipo social y durante eso las delegaciones participaron en conversaciones sobre varias variaciones”, dijo Niinisto a los periodistas. “Las palabras finales se redactaron en los pasillos”.

Las naciones nórdicas han insistido en avanzar en el proceso de adhesión en conjunto, y Turquía “pareció aceptar” eso, dijo Haavisto el miércoles.

“Nuestro principal objetivo al venir a Madrid era garantizar que nuestro frente unido no se rompiera”, dijo. “Afecta nuestras defensas, afecta nuestra futura cooperación”.

Haavisto agregó que muchos miembros de la OTAN se habían comunicado con Erdogan, incluido el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y subrayó la importancia de reforzar la política de puertas abiertas de la alianza.

Un alto funcionario de la administración estadounidense dijo que el objetivo de Biden esta semana era ayudar a que el acuerdo llegara a la meta. Biden le dijo a Erdogan el martes por la mañana en una llamada telefónica que debería aprovechar el momento y finalizar las negociaciones para un acuerdo durante la cumbre de Madrid.

Finlandia y Suecia aún enfrentarán un período de incertidumbre mientras esperan la aprobación formal de las naciones miembros y antes de que la cláusula de defensa mutua de la alianza militar entre en vigencia.

“Nos preocupa lo que se llama la zona gris, entre presentar la solicitud y finalmente obtener la luz verde, lo que significa para nuestra seguridad”, dijo Haavisto, y agregó que la guerra de Rusia en Ucrania agrega un elemento de caos a la situación. . “Tenemos un período impredecible”.

También lee: