Mundo

EU rechaza ofrecimiento de aviones de Polonia a Ucrania para combatir a Rusia

La entrega de los 28 aviones MiG-29, de fabricación soviética, resalta la disposición de los países de Occidente de tomar medidas adicionales para combatir a Rusia.

El Pentágono rechazó este martes la oferta de Polonia de ceder a Estados Unidos sus aviones de combate MiG-29 para que los utilice Ucrania, en una rara muestra pública de discordia por parte de los aliados de la OTAN, que buscan reforzar a la fuerza aérea ucraniana mientras evitan verse envueltos en una guerra más amplia con Rusia.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que la propuesta hecha previamente el martes por Polonia de entregar los aviones a la base aérea estadounidense de Ramstein en Alemania, planteó la preocupante posibilidad de que los aviones partieran de una base norteamericana, y de que la OTAN vuele en el espacio aéreo en disputa con Rusia en la guerra de Ucrania.

“Seguiremos consultando con Polonia y con nuestros otros aliados de la OTAN sobre este tema y sobre los complicados desafíos logísticos que presenta, pero no creemos que la propuesta de Polonia sea viable”, escribió Kirby en un comunicado.

Simplemente, no nos queda claro que haya una justificación de fondo para ello”, agregó.

Una decisión en ese sentido impulsaría el estado de ánimo de Ucrania mientras los continuos ataques rusos a sus ciudades agravan la catástrofe humanitaria, pero también aumentaría los riesgos de una guerra más amplia.

Un alto diplomático estadounidense dijo que la oferta de Polonia fue una sorpresa

Que yo sepa, no se consultó previamente con nosotros que planeaban enviarnos estos aviones”, afirmó la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, quien les dijo a los legisladores que se enteró de la propuesta mientras conducía para testificar sobre la crisis de Ucrania ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Polonia estaba dispuesta a apoyar de inmediato

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia anunció en un comunicado que la nación estaba lista para entregar los aviones a la Base Aérea estadounidense de Ramstein, en Alemania, de manera inmediata y gratuita.


“Al mismo tiempo, Polonia solicita a Estados Unidos que nos proporcione aviones usados con capacidades operativas correspondientes”, señaló.

El gobierno polaco también pidió que otros propietarios de MiG-29 sigan sus pasos.

Bulgaria y Eslovaquia, integrantes de la OTAN y antiguos miembros del bloque soviético, también tienen aviones de combate de fabricación soviética en sus fuerzas aéreas.

La entrega de los 28 MiG-29 de fabricación soviética de Polonia indica la disposición de los países de Occidente de tomar medidas adicionales para disuadir a Rusia. Pero militarmente es poco probable que representen una diferencia, debido a que la cantidad no es tan grande y son de capacidad inferior a los aviones rusos y podrían ser presa fácil para la fuerza aérea rusa.

Rusia ha advertido que apoyar a la fuerza aérea de Ucrania sería visto por Moscú como una participación en el conflicto y abriría a los proveedores a posibles represalias.

También debilitaría a la propia fuerza aérea polaca en un momento de mayor peligro en Europa del Este.

El martes, el secretario de Defensa británico, Ben Wallace, dijo que su país apoyaría a Polonia si entregaba los aviones, señalando que podría enfrentarse a las “consecuencias directas” de su decisión.

“Protegeremos a Polonia, les ayudaremos en todo lo que necesiten”, dijo Wallace a la cadena Sky News.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, que había visitado Londres ese mismo día, insistió en una conferencia de prensa en Noruega después de que su gobierno anunciara su decisión que “ni Polonia ni la OTAN son parte de esta guerra”.

“Las decisiones sobre el suministro de armas ofensivas deben tomarse por unanimidad a nivel de toda la OTAN. No podemos tomar ninguna medida por nuestra cuenta, porque no somos parte en esta guerra”, comentó.