Mundo

Explosión en planta nuclear puede ser el fin de Europa, advierte Zelenskiy

Tras el ataque a la planta de Enerhodar, el presidente de Ucrania pidió acciones urgentes de Europa.

El presidente de Ucrania Volodymyr Zelenskiy dice que ha informado a gobernantes de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea, así como a dirigentes del Organismo Internacional de la Energía Atómica, sobre la grave amenaza de un desastre nuclear después de que las tropas rusas atacaron una planta de energía nuclear.

“Si ocurre una explosión, es el fin para todos. El fin de Europa. La evacuación de Europa”, indicó en un emotivo discurso a mitad de la noche (local).

“Solamente acciones urgentes de Europa pueden detener a las tropas rusas. No permitan que Europa muera de una catástrofe en una estación de energía nuclear”, subrayó, según la agencia de noticias AP.

Hizo un llamado a políticos y ciudadanos para presionar al gobierno ruso para que detenga a sus tropas.

La planta de energía nuclear más grande de Europa en el este de Ucrania fue atacada por bombardeos rusos la madrugada del viernes (local), dijeron funcionarios ucranianos, aumentando las apuestas en la invasión de Vladimir Putin mientras sus fuerzas bombardeaban ciudades de todo el país.

Según Bloomberg, Ucrania le dijo a la Agencia Internacional de Energía Atómica que el incendio “no ha afectado el equipo ‘esencial’”, y que no se han reportado cambios en los niveles de radiación.

Los reactores están “protegidos por estructuras de contención robustas” y se están apagando de manera segura, dijo la secretaria de Energía de EU, Jennifer Granholm, en un comunicado, que agregó que el departamento activó su Equipo de Respuesta a Incidentes Nucleares.

El presidente Joe Biden habló con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy cuando surgieron informes sobre el ataque, y los líderes pidieron a Rusia que “cese sus actividades militares en el área y permita que los bomberos y los servicios de emergencia accedan al sitio”, según un comunicado de la Casa Blanca.

La confirmación de los reguladores de que los niveles de radiación alrededor del sitio son normales, y los informes de que hubo un incendio inicial en un edificio administrativo, sugieren que un desastre mayor no es inminente, dijo Rose Gottemoeller, exsecretaria general adjunta de la OTAN, a Bloomberg Television en una entrevista.

“Eso no excusa de ninguna manera a las tropas rusas por disparar contra esta planta de energía nuclear y poner en peligro no solo a Ucrania y los países vecinos, sino a la propia Rusia en caso de que haya algún tipo de explosión”, dijo Gottemoeller. “Es una de esas situaciones fratricidas que nadie, ni siquiera Vladimir Putin, debería desear”.

La central eléctrica de Zaporizhzhia en la ciudad ucraniana de Enerhodar alberga seis reactores de 950 megavatios de diseño soviético construidos entre 1984 y 1995, con una capacidad de 5.7 gigavatios, suficiente para alimentar a más de 4 millones de hogares. El sitio representa alrededor del 20% de la electricidad del país, según su sitio web.

Las llamadas telefónicas a la planta de energía no se conectaron y los funcionarios de la planta no respondieron de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios sobre la situación.

Si hubiera ocurrido un bombardeo, los reactores deberían apagarse automáticamente, dijo Mark Nelson, director gerente de Radiant Energy Fund, que asesora a organizaciones sin fines de lucro e industriales sobre energía nuclear.

“¿Cuán preocupados deberíamos estar? No me preocupa, si estamos hablando de impactos en la salud fuera de la planta”, dijo Nelson. “Si las respuestas de emergencia de la planta han sido deshabilitadas, lo que casi seguramente requeriría más que disparos incidentales con armas ligeras, entonces lo peor que podemos esperar es un accidente al estilo “TMI” contenido”, dijo, refiriéndose al Three-Mile Island de 1979. incidente en Pensilvania.