Monterrey

Pierde Nuevo León empleos de salarios altos

Especialistas indican que en época de crisis las plazas de bajos salarios son los primeros que se recuperan

No obstante que durante el año pasado Nuevo León registró un saldo neto de 86 mil 370 más empleos que los reportados al cierre del 2020, la entidad perdió 23 mil 986 plazas laborales que devengaban sueldos altos, de seis o más salarios mínimos.

Cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) muestran que el año pasado la entidad creó 110 mil 356 empleos, menos los trabajos perdidos, resulta en la creación neta de los puestos laborales mencionados.

Del total de empleos creados, el 75.18 por ciento, es decir, 82 mil 971, reciben un sueldo de dos salarios mínimos, mientras que 25 mil 884 o el 23.46 por ciento, tres salarios mínimos.

Respecto a los trabajos perdidos, el 37.18 por ciento, ocho mil 917, recibían un sueldo de seis salarios mínimos; 21.19 por ciento, cinco mil 82, devengaban 16 o más salarios mínimos; dos mil 405 o 10 por ciento, ocho salarios mínimos; y 8.78 por ciento o dos mil 105 empleos, nueve salarios mínimos.

En resumen, durante el 2020 Nuevo León generó empleos con un sueldo precario, pero perdió plazas con salarios más altos.

Jesús Rubio, investigador de El Colegio de la Frontera Norte, señaló que “la precarización de los sueldos es una tendencia que se ha presentado a nivel nacional la precarización desde hacer varios años, en la cual una gran mayoría, dos terceras partes, de los trabajadores gana dos o menos salarios mínimos”.

Agregó que durante las crisis económicas se pierden los empleos que son más costoso para los contratantes y cuando inicia la recuperación de la economía se comienzan a generar empleos de salarios más bajos.

“La gente en un afán por tener trabajo, está dispuesta a aceptar estos salarios en un ambiente donde hay desempleo, pues cuando se da esto hay muchas personas ofreciendo su trabajo y pocas demandándolo, lo que hace que se de una caída en los salarios, lo que es un comportamiento esperado en las crisis económicas”, indicó.

Caintra dijo que desafortunadamente las empresas aún continúan enfrentando un panorama adverso que evita brindar las mejores condiciones a sus trabajadores.

“Si bien en Caintra aplaudimos la recuperación en el empleo en la entidad, nos gustaría ver que éstos sean con un ingreso mayor al previo de la pandemia, lo cual mostraría una recuperación más sólida de la economía y mayor generación de valor agregado”, destacó Caintra.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) señaló que all interior de los puestos contemplados en el registro del IMSS, los trabajadores asegurados pueden tener empleo por tiempo indeterminado, o bien su relación laboral puede ser temporal.

“Históricamente los trabajadores permanentes han constituído alrededor del 86 por ciento del empleo total registrado en el IMSS. Desde mediados del año pasado, su proporción ha tendido a ampliarse, mientras que la de los trabajadores eventuales se ha reducido ligeramente. El empleo eventual pasó de representar 14% del empleo total en diciembre del 2020 a 13% al finalizar 2021.

“El cambio en la composición del empleo formal registrado en el IMSS ocurre en un contexto de implementación de la reforma del outsourcing, lo cual sugiere que la migración de trabajadores antes subcontratados con nuevos patrones parece haberse dado, en la mayoría de los casos, bajo condiciones contractuales mejores en términos de duración y estabilidad de la relación laboral. Esta pudo ser también una de las razones por las cuales la caída estacional en el número de registros fuera relativamente menos severa al cierre del 2021″, explicó el IMCO.

“Lo que se esperaría es que conforme la economía se recupera y empiece a ver una mayor demanda de trabajo, los sueldos tiendan a aumentar de nueva cuenta, pero este proceso puede tardar varios meses e inclusive años, dependiendo del ritmo de recuperación de la economía y de la demanda por trabajo”, dijo Rubio.

Por su parte Caintra agregó que “seguiremos impulsando una agenda de innovación y de productividad que permita a las empresas desarrollarse en un entorno más competitivo y eficiente, generando mayores empleos y mejor remunerados”.