Mercados

Pizarras ‘rojas’ para las bolsas de EU y México

Los tres índices en Wall Street cayeron, con el Nasdaq con el descenso más pronunciado,

Las acciones en Wall Street cayeron a un mínimo de dos semanas luego de que los inversionistas evaluaron los riesgos económicos globales y después de que varios bancos se muestran menos optimistas sobre la renta variable estadounidense.

El índice S&P 500 cayó 0.13 por ciento, a las 4 mil 514 unidades; el Promedio Industrial Dow Jones bajó 0.20 por ciento, a los 35 mil 31 puntos, y el Nasdaq descendió 0.57 por ciento, a los 15 mil 286 puntos.

Morgan Stanley, Citigroup y Credit Suisse Group advierten a los inversionistas sobre las perspectivas de las acciones estadounidenses, esto en una sesión donde además se publicó el libro Beige de la Fed el cual mostró que la economía se desaceleró ligeramente en agosto ante el aumento de casos de COVID y donde las empresas también enfrentan mayores precios debido a la escasez de bienes.


Citando “riesgos descomunales” para el crecimiento hasta octubre, Morgan Stanley redujo drásticamente las acciones estadounidenses a infraponderadas y las acciones globales a la misma ponderación.

“El impulso definitivamente parece estar desacelerándose en lo que respecta a la recuperación”, dijo Fiona Cincotta, directora financiera analista de mercados en City Index, a Bloomberg. 

“Antes escuchábamos que la Fed endurecerá la política monetaria y eso era lo que ponía nervioso al mercado. Ahora, en realidad son datos un poco más suaves y también aumentan los casos de COVID“, indicó.

Con la variante Delta que continúa desacelerando el regreso a la normalidad y los debates políticos en Washington se estancan, el caso alcista es cada vez más difícil de lograr. Citigroup dijo que las posiciones alcistas en las acciones estadounidenses actualmente superan en número a las bajistas en 10 a 1, lo que significa que cualquier corrección podría amplificarse rápidamente.

Dado que las perspectivas de crecimiento se ven sometidas a una presión cada vez mayor, los inversionistas de renta variable mundial están ocupados eliminando algunos riesgos de la mesa.  Durante la noche, el índice MSCI Asia Pacific cayó un 0.1 por ciento mientras que el índice Topix de Japón cerró un 0.8 por ciento más alto, con el repunte impulsado por la decisión del primer ministro japonés Yoshihide Suga de dimitir de forma efectiva.  En Europa, el índice Stoxx 600 cayó 1.13 por ciento ya que los operadores se mantuvieron cautelosos antes de la decisión del BCE de mañana.

En línea con los ajustes globales los mercados accionarios del país apuntaron caídas, la segunda de forma consecutiva en sesión donde además se entregó el paquete económico 2022.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) retrocedió 0.93 por ciento, a 51 mil 469 puntos. En tanto, el FTSE BIVA bajó 0.92 por ciento, a mil 59.59 unidades.

En México, toda la atención estuvo puesta en la entrega y publicación del Paquete Económico 2022.

Sobre el presupuesto, analistas de UBS señalaron que incrementar la eficiencia fiscal y perseguir la evasión fiscal corporativa probablemente seguirán siendo la estrategia clave de las autoridades para cumplir la promesa de austeridad.

Un tipo de cambio de 20.30 pesos por dólar es el número que el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, proyecta cotice en promedio el billete verde y así las cuentas salgan dentro del Paquete Económico 2022.

Este paquete económico sigue al de 2021, considerado el más austero del siglo XXI, por representar apenas el 25.3 por ciento del producto interior bruto (PIB), y que fue auspiciado entonces por el anterior secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Entre otras de las variables que el Paquete Económico 2022 utiliza para las proyecciones de finanzas públicas, se encuentra un precio de la mezcla mexicana de petróleo de exportación de 55.1 dólares por barril y una producción diaria mil 826 barriles, una inflación anual para el cierre de 2022 del 3.4 por ciento; una tasa de interés de 5 por ciento, que supone una aumento adicional de 50 puntos base respecto a los niveles actuales, lo que supone estabilidad de la política monetaria durante 2022.