Mercados

Alza generalizada de los Cetes, a la espera del dato de inflación

Las presiones se extendieron a la tasa real de los Udibonos de 20 años, que llegaron a su mayor rendimiento desde 2008.

Los cuatro plazos de los Certificados de la Tesorería (Cetes) reportaron alzas en sus rendimientos en la subasta primaria de esta semana, interrumpiendo el movimiento bajista de las últimas dos semanas en una jornada en las que aumentaron las presiones sobre el peso y a la expectativa del dato de inflación correspondiente a agosto.

De acuerdo con información de Banco de México (Banxico), las mayores presiones se registraron en el rendimiento de los Cetes documentados a 350 días, que este martes avanzó 15 puntos base en comparación con su nivel anterior, para quedar en 5.50 por ciento anual su mayor nivel de las pasadas 4 subastas.

Por su parte, en los Cetes a 28 días se reportó un avance semanal de 10 puntos base, borrando la baja registrada la subasta anterior para regresar su rendimiento al 4.49 por ciento anual.

En lo que respecta a los Certificados de 182 días, su tasa registró un aumento de 8 puntos base para quedar este martes en 5.13 por ciento anual; en tanto que en la emisión a 91 días su rendimiento pasó de 4.76 a 4.80 por ciento.

Las presiones sobre el rendimiento de los Cetes se atribuyen a la recuperación que está mostrando el dólar sobre el peso. Durante las operaciones del martes, el billete verde reportó un avance de 0.11 por ciento frente a la moneda mexicana, su mayor incremento diario desde el pasado 26 de agosto cuando el peso perdió 0.37 por ciento.

De hecho, este ajuste se atribuyó a que la moneda estadounidense registró un avance de 0.40 por ciento frente a las principales monedas negociadas.

Aunado a las presiones sobre el peso, los inversionistas están evaluando las expectativas de inflación correspondientes a agosto, dato que se dará a conocer este jueves.

Si bien las expectativas del mercado apuntan a que la inflación general continuará mostrando menores presiones, es en la inflación subyacente en donde se centrará la atención de los inversionistas.

De acuerdo con estimaciones de Citibanamex, la inflación general de agosto podrá bajar de 5.81 a 5.60 por ciento anual, en tanto                que la inflación subyacente continuará registrando presiones alcistas y se estima un avance de los precios core de 0.44 por ciento en agosto, su mayor incremento para un mes similar desde 1999.

Bajo este escenario, tanto los analistas de Citibanamex como de Casa de Bolsa Banorte coinciden que la política monetaria del banco central podrán darse dos movimientos más en lo que resta del año en la tasa objetivo de Banxico y cerrar la tasa referencial 2021 en 5.0 por ciento anual.

Este escenario de inflación alta influyeron para que la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) a plazo de 20 años avanzara esta semana 12 puntos base en comparación son su nivel fijado cuatro semanas antes y quedar en 3.19 por ciento real anual, su mayor nivel desde enero de 2008 cuando se fijó en 3.75 por ciento anual.

Por su parte, los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) con vigencia de 20 años registraron una reducción en su tasa de rendimiento de 15 puntos base y quedar en 7.52 por ciento anual.

En tanto que la sobretasa de los Bonos de Desarrollo (Bondes D) se mantuvieron sin cambios en comparación con sus niveles reportados dos semanas antes.

De esta forma, la emisión de los Bondes D con vigencia de 1 año se mantuvo en 10 puntos base, la de los instrumentos de 2 años en 14 puntos base y la de 3 años en 17 puntos base por arriba del rendimiento vigente de los Cetes de 28 días.

SUBE LA DEMANDA DE BONOS M Y BONDES D

Las posturas de compra presentadas por los inversionistas alcanzaron los 170 mil 293 millones de pesos, cifra que permitió cubrir en 2.8 veces la oferta presentada la autoridad el pasado viernes por un monto estimado de 59 mil 848 millones de pesos.

En esta ocasión, las posturas de compra de los inversionistas se concentraron en los Bonos M de 20 años y en los Bondes D con vigencia de mil 57 días.

En el caso de los Bonos M, los inversionistas presentaron una demanda de 8 mil 633 millones de pesos, monto que superó en 11 por ciento las posturas de compra registradas en el remate de 4 semanas antes.

Por su parte, los requerimientos de compra en los Bondes D con vigencia de 3 años alcanzó los 12 mil 550 millones de pesos, cifra 52.8 por ciento superior a la demanda registrada 2 semanas antes.

En lo que respecta a las emisiones de Bondes D de 1 y 2 años, la demanda registrada en estos plazos alcanzó los 14 mil 710 y 10 mil 602 millones de pesos, respectivamente, montos inferiores en el mismo orden en 4.6 y 9.1 por ciento a la presentada en la subasta del pasado 24 de agosto.

En lo que respecta a los Cetes, su demanda alcanzó esta semana los 114 mil 118 millones de pesos, cifra 9.4 por ciento menor a la registrada siete días antes.

Por plazo, las mayores reducciones en la demanda se reportaron en las emisiones de 350 y 91 días, al registrarse una demanda en cada plazo de 22 mil 408 y 35 mil 870 millones de pesos, montos por debajo de lo registrado siete días antes en 18.6 y 14.5 por ciento, en el mismo orden.

En el plazo a 28 días se registró también una reducción en su demanda de 4.8 por ciento, al registrarse una demanda de 14 mil 714 millones de pesos.

El único aumento se registró en las posturas de compra para los Cetes de 182 días, que esta semana alcanzó los 41 mil 125 millones de pesos, esto es, 0.3 por ciento superior a lo presentado siete días antes.

Finalmente, la demanda registrada para la compra de Udibonos de 20 años alcanzó este martes los mil 403 millones de Udis (equivalente a 9 mil 681 millones de pesos), monto 10.2 por ciento menor a las posturas de compra para este instrumento en su subasta del 3 de agosto.