Border

Mujeres texanas recurren a clínicas de Nuevo México para abortar

Texas implementó desde inicios de septiembre una ley que prohíbe realizar abortos después de las seis semanas de gestación.

Ante las medidas que tomó el estado de Texas sobre el aborto, algunas personas ven en Nuevo México una oportunidad para llevar a cabo ahí sus intervenciones quirúrgicas para interrumpir su embarazo, por lo que varias clínicas detectan un alza de personas que acuden para pedir información o solicitar consultas médicas.

Como se sabe, el estado de Texas implementó desde inicios de septiembre una ley en la cual se prohíbe realizar abortos después de las seis semanas de gestación.

A dos semanas de que la ley entró en vigor, algunas clínicas de Nuevo México indican que ya hay un considerable aumento de personas que buscan atención médica, quienes fueron identificadas como residentes de Texas.


La directora de la clínica Planned Parenthood of the Rocky Mountains, Adrienne Mansanares, consideró que no ven acción legal contra las clínicas que están en Nuevo México o contra las residentes de Texas, ya que los alcances de esta ley sólo se aplican en el estado, así que no ven posible que Texas pueda generar acción legal contra sus ciudadanas por buscar o tener atención médica de aborto.

Planned Parenthood of Rocky Mountains, da servicio a pacientes de Colorado, sur de Nevada y Nuevo México, y hasta el momento ha concertado hasta 30 citas por semana de pacientes originarias de Texas.

Esto significa que el número de usuarios aumentó considerablemente, pues antes de la prohibición el promedio era de 5 a 15 citas por semana, pero la demanda ha ido incrementando y actualmente las clínicas de Nuevo México señalan que se encuentran preparadas para recibir a quienes acudan.

Por ejemplo, la clínica Planned Parenthood of Rocky Mountains, considera adquirir más suministros médicos para atender a las personas que requieran de sus servicios.


Para las organizaciones proaborto, la ley de Texas es considerada opresiva, ya que pocas mujeres saben que están embarazadas antes de las seis semanas de gestación, incluso considera que, si el estado ya dio este paso, otros que también se consideran conservadores puedan tener restricciones similares al aborto.

En tanto que para Human Coalition Action, la Ley SB 8, que también es conocida como la ley de latidos del corazón de Texas, es considerada un éxito.

La directora de esta coalición, Chelsey Youman, consideró que con esto “Texas es el primer estado en proteger con éxito a los más vulnerables entre nosotros: los niños no nacidos, al prohibir su aborto una vez que se detecten los latidos del corazón”.