Luis Enrique Erro, uno de los padres de la astronomía mexicana
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Luis Enrique Erro, uno de los padres de la astronomía mexicana

COMPARTIR

···
menu-trigger
After Office

Luis Enrique Erro, uno de los padres de la astronomía mexicana

bullet

06/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Notimex

Considerado entre los padres de la astronomía en México, Luis Enrique Erro, de quien este 7 de enero se cumplen 116 años de su nacimiento, es recordado también como impulsor de la educación técnica y científica en el país.
 
Figura importante para la creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Instituto Nacional de Astrofísica, el destacado astrónomo heredó al pueblo mexicano el Observatorio de Tonantzintla, del cual es fundador.
 
Luis Enrique Erro (1897-1955) vino al mundo el 7 de enero de 1897, en el seno de una familia de emigrantes españoles, desde pequeño mostró afinidad para los estudios.
 
Sus primeros años de educación los cursó en el Colegio Jesuita del Sagrado Corazón de Jesús, en Morelia, Michoacán, y tiempo después en el Colegio de Mascarones, de la Ciudad de México.
 
De acuerdo con la biografía del astrónomo publicada en el portal "conaculta.gob.mx", ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria, donde fue líder estudiantil y destacó en deportes, al ser campeón de lucha libre.
 
Posteriormente estudió en las facultades de Ingeniería Civil, Contabilidad y en la Escuela de Altos Estudios, actual Facultad de Filosofía y Letras. Su gusto por los estudios lo llevaron a realizar un posgrado en Observatorio de la Universidad de Harvard, así como en las de Cambridge y Massachussets, Estados Unidos.
 
Fue miembro del grupo conocido como "Los Siete Sabios de México", que fundó en 1916, como una Sociedad de Conferencias y Conciertos, formado por Manuel Gómez Morín, Alberto Vázquez del Mercado, Antonio Castro Leal, Vicente Lombardo Toledano, Alfonso Caso, Teófilo Olea y Leyva y Jesús Moreno Baca.
 
A este prominente grupo tiempo después se sumó Luis Enrique Erro, quien formó parte de los jóvenes talentos al igual que Narciso Bassols, Daniel Cosío Villegas, Juvencio Ibarra, Miguel Palacios Macedo y Manuel Toussaint, entre otros.
 
El joven Erro incursionó en el periodismo, en 1916, como fundador y director de la revista "Gladios", la cual desapareció dos años después de su creación, no obstante en 1918 lanzó una nueva publicación "San Ev Ank".
 
En este periodo fue enviado por el gobierno de Venustiano Carranza a España, donde hizo propaganda al movimiento revolucionario, esta visita la aprovechó para estudiar Derecho en la antigua Escuela de Jurisprudencia, literatura castellana, griego, ciencias sociales, francés e inglés.
 
Sus afinidades políticas lo llevaron a exiliarse durante el gobierno de Álvaro Obregón y en 1925 fue expulsado a La Habana, Cuba.
 
De regreso a su país natal, en compañía de su esposa Margarita Salazar Mallén, se dedicó a atender una panadería, donde él elaboraba el pan.
 
En la década de los años 30 fue nombrado jefe del Departamento de Educación Técnica Industrial y Comercial, desde donde impulsó cambios en la educación técnica, lo que dio origen a la Escuela Superior de Ingenieros Mecánicos y Electricistas y a la Escuela Superior de Construcción.
 
Asimismo, instaló el Consejo Nacional de Educación Superior y de la Investigación Científica (CNESIC), el cual encabezó y donde en colaboración con el arquitecto Juan O´Gorman y el profesor Isaac Ochoterena sentó las bases para la creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN).
 
Pese a sus diversas actividades, Erro siempre estuvo atento a su labor astronómica, entre sus aportaciones en este rubro destaca el descubrimiento de 20 estrellas variables en campos de elevadas latitudes y su participación en la creación del Observatorio Nacional de Tonantzintla, del cual fuera director fundador, señala su biografía publicada en el portal "www.planetario.ipn.mx".
 
En honor al destacado astrónomo mexicano, el IPN nombró "Luis Enrique Erro" al primer Planetario de México abierto al público, uno de los más antiguos de América Latina; también a uno de sus Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT).
 
El 18 de enero de 1955, Luis Enrique Erro murió a los 58 años de edad, dejando una fecunda labor astronómica en México.