Mundo

Presidente de Chad muere en combate horas después de confirmarse victoria en elección

Los funcionarios electorales apenas habían confirmado que Idriss Deby Itno fue el ganador de los comicios del pasado 11 de abril.

El presidente de Chad, Idriss Deby Itno, quien gobernó la nación centroafricana durante más de tres décadas, fue asesinado este martes en el campo de batalla en una lucha contra rebeldes, anunció el ejército en la televisión y la radio nacionales.

Un consejo de transición de 18 meses estará dirigido por el hijo de 37 años de Deby, Mahamat Idriss Deby Itno, añadieron las fuerzas armadas, que también impondrán un toque de queda a partir de las 18:00 horas locales.

El sorprendente anuncio se produjo pocas horas después de que los funcionarios electorales declararon a Deby ganador de las elecciones presidenciales del 11 de abril, allanando el camino para que permaneciera en el poder durante seis años más.


Las circunstancias de la muerte de Deby no pudieron confirmarse de forma independiente de inmediato debido a la remota ubicación del campo de batalla. No se sabía por qué el presidente habría visitado la línea del frente en el norte de Chad o participado en enfrentamientos en curso con los rebeldes que se oponen a su gobierno.

Deby, un excomandante en jefe del ejército, llegó al poder por primera vez en 1990 cuando sus fuerzas rebeldes derrocaron al entonces presidente Hissene Habre, quien luego fue condenado por abusos a los derechos humanos en un tribunal internacional en Senegal.

A lo largo de los años, Deby había sobrevivido a numerosas rebeliones armadas y se las arregló para mantenerse en el poder hasta esta última insurgencia liderada por un grupo que se autodenomina Frente para el Cambio y la Concordia en Chad.

Se cree que los rebeldes se armaron y entrenaron en la vecina Libia antes de cruzar hacia el norte de Chad el 11 de abril. Su llegada se produjo el mismo día en que el presidente de Chad buscaba un sexto mandato el día de las elecciones, que varios de los principales candidatos de la oposición boicotearon.

Deby fue un importante aliado francés en la lucha contra el extremismo islámico en África, albergando la base de la Operación militar francesa Barkhane y proporcionando tropas críticas para el esfuerzo de mantenimiento de la paz en el norte de Malí.

El hijo de Deby, Mahamat, se ha desempeñado como alto comandante de las fuerzas chadianas que participan en ese esfuerzo.