Mercados

Cetes 28 días descuentan decisión de Banxico y suben a 4.50 por ciento

El movimiento de alza se extendió al resto de los Cetes, los Bonos M y los Udibonos

En la subasta de valores gubernamentales de esta semana, las tasas de interés extendieron una semana más su tendencia alcista, impulsadas por los elevados niveles en los que se mantiene la inflación y descontando un aumento en la tasa objetivo de Banco de México (Banxico) en su reunión de esta semana.

De acuerdo con los resultados publicados por el banco central, el mayor ajuste se registró en los Certificados de la Tesorería (Cetes) con vigencia de 28 días, que este martes registró un aumento de 17 puntos base en comparación con la semana anterior para alcanzar un rendimiento de 4.50 por ciento anual, su mayor nivel desde la subasta del 25 de agosto de 2020.

Con el movimiento de esta semana, el rendimiento de los Cetes a plazo de un mes se alineó a las expectativas del mercado de que para este jueves Banxico aumentará en 25 puntos base su tasa de referencia, para situarse en 4.50 por ciento.

Por su parte, el rendimiento de los Certificados con vigencia de 91 días mantuvo vigente su tendencia alcista por octava semana consecutiva, al ganar esta semana sólo un punto base para quedar en 4.85 por ciento anual; en las últimas ocho subastas este plazo acumula una ganancia de 77 puntos base.

Los Certificados con vigencia de 182 días alcanzaron un nuevo máximo desde la subasta del 12 de mayo de 2020, al aumentar su rendimiento 5 puntos base y fijar su rendimiento ponderado en 5.15 por ciento anual.

Finalmente, los Cetes documentados a 350 días reportaron un avance en comparación con su nivel registrado siete días antes de 4 puntos base y quedar en 5.52 por ciento anual.

Las tasas de interés primarias validaron las expectativas de que el dato de inflación, que se dio a conocer el lunes, mantuvo vigentes las expectativas de que Banxico subirá su tasa de referencia para la reunión de política monetaria de este jueves.

De acuerdo con una nota de análisis de Citibanamex, la inflación observada de 5.81 por ciento anual en julio “refuerza aún más la idea de que Banxico subirá la tasa de referencia en 25 puntos base para llevarla a 4.50 por ciento en su próxima reunión de política monetaria que se realizará el jueves”.

Por su parte, Casa de Bolsa Banorte comentó que si bien sus expectativas son de “tasas de Cetes alineadas a nuestra expectativa de incrementos para la tasa de Banxico”, estiman que para el tercer trimestre se registre un aumento de acumulado de 54 puntos base, esto es, esperan aumentos en las reuniones de Banxico del 12 de agosto y del 30 de septiembre.

En lo que respecta a las emisiones de largo plazo, Citibanamex comentó que “derivado de la postura restrictiva que se espera por parte de Banxico” las curvas de rendimiento mostraron alzas generalizadas, situación que se extendió a la subasta primaria de valores gubernamentales.

De acuerdo con Banxico, el mayor ajuste se registró en el rendimiento de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) a plazo equivalente de 30 años, que esta semana alcanzaron un rendimiento primario de 7.79 por ciento anual, esto es, un aumento de 34 puntos base en comparación con su nivel fijado seis semanas antes.

Con este movimiento, el rendimiento de este instrumento alcanzó un nuevo máximo desde marzo de 2020 cuando se asignaron al 8.70 por ciento.

Por su parte, la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 20 años aumentó 11 puntos base, para quedar en 3.07 por ciento anual y de esta forma regresar a niveles registrados en su subasta de mayo pasado.

En lo que respecta a las sobretasas de los Bonos de Desarrollo a tasa variable (Bondes D) estas se mantuvieron sin cambio en 11 puntos base para los papeles de 1 año, 15 puntos base para los de 2 años y de 17 puntos base para los de 3 años, todas sobre el rendimiento que pagan los Cetes a 28 días.

SUBE LA DEMANDA EN CETES, BONOS M Y BONDES D

En la subasta de esta semana se registró un aumento en las posturas de compra de Cetes, Bondes D y Bonos M, al totalizar 147 mil 987 millones de pesos.

En los Cetes se registró una demanda de 109 mil 497 millones de pesos, monto 15.9 por ciento superior a lo registrado siete días antes.

El impulso en la demanda se dio por una mayor demanda en los Cetes de seis meses, que este martes alcanzó los 36 mil 886 millones de pesos, 46.6 por ciento mayor a lo registrado la subasta anterior.

En lo que respecta a las emisiones de Cetes de corto plazo, la emisión de 91 días registró una demanda de 32 mil 767 millones de pesos, en tanto que para la compra de papeles de 28 días alcanzó los 15 mil 131 millones, cifras 10.5 y 6.9 por ciento superior a lo registrado en la subasta 31 del año.

La única reducción se registró en los instrumentos de 350 días que esta semana registraron una demanda de 24 mil 714 millones de pesos, monto 3.0 por ciento por debajo de lo registrado siete días antes.

En lo que respecta a los Bonos M de 30 años, se registraron posturas de compra por 9 mil 620 millones de pesos, monto 50.8 por ciento superior a las posturas de compra presentadas cuatro semanas antes.

La demanda de los Bondes D registró un aumento de 6.4 por ciento frente a lo registrado dos semanas antes, al registrarse posturas de compra por 28 mil 870 millones de pesos. Por plazo, los inversionistas prefirieron la emisión de 2 años, que en esta ocasión aumentaron sus posturas de compra 42.4 por ciento, en tanto que en las emisiones de 1 y 3 años se registraron bajas en su demanda de 9.4 y 5.7 por ciento, respectivamente.

Finalmente, en los Udibonos de 20 años se registró una demanda de mil 562 millones de Udis (equivalente a 10 mil 758 millones de pesos), monto menor a los mil 663 millones de Udis registrados 4 semanas antes.