Ciencia

Las vacas están ‘envenenando’ a la Tierra… y el consumo de carne no cesa

La agricultura basada en alimentos representa el 35 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre.

¿Disfrutas de la carne y leche de vaca? Te tenemos noticias: el consumo de estos dos alimentos produce una gran cantidad de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático en tránsito a volverse irreversible.

Cada vez es más evidente el impacto del cambio climático en el mundo. Desde lluvias torrenciales hasta calores extremos que han cobrado decenas de vidas humanas.

Si bien las principales industrias que emiten estos gases son la de energía, petróleo y gas, investigadores de la Universidad de Illinois descubrieron que los relacionados con la producción y consumo de alimentos afectan tanto como los primeros.


El estudio, publicado en la revista Nature Food, examinó las emisiones netas de dióxido de carbono (CO2), metano y óxido nitroso en 171 cultivos y 16 productos ganaderos en todo el mundo de alimentos humanos de origen vegetal y animal.

Se tomaron en cuenta cuatro subsectores del proceso. Desde la producción de los alimentos, incluido el cambio de uso de la tierra, las actividades de gestión de tierras agrícolas, la cría de ganado y las operaciones que ocurren una vez que los alimentos salen de la granja.

Descubrieron que la agricultura basada en alimentos representa el 35 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre.

De estas, las emisiones de alimentos de origen vegetal contribuyeron con el 29 por ciento (19 por ciento de CO2, un 6 por ciento de metano y 4 por ciento de emisiones de óxido nitroso).


En tanto que las emisiones de alimentos de origen animal contribuyeron con un 57 por ciento (32 por ciento de CO2, 20 por ciento de metano y 6 por ciento de emisiones de óxido nitroso). La utilización no alimentaria, como la producción de algodón y caucho, aportaron el 14 por ciento.

La leche de vaca y la carne fueron los productos que más contribuyeron a las emisiones de gases efecto invernadero en los alimentos de origen animal, mientras que en los de origen vegetal fueron el arroz y el trigo.

El estudio también mostró que los países con las principales emisiones de gases de efecto invernadero de los alimentos de origen animal son China con un 8 por ciento, Brasil con el 6 por ciento, Estados Unidos con el 5 por ciento e India con el 4 por ciento.

Las naciones con mayores emisiones de los alimentos de origen vegetal son China con un 7 por ciento, India con un 4 por ciento e Indonesia con un 2 por ciento.

Los investigadores estimaron que el crecimiento de la población impulsará la expansión de estos gases en los subsectores alimentarios, pues, de acuerdo con las Naciones Unidas, la producción de alimentos a partir de plantas y animales deberá aumentar en un 70 por ciento para 2050, en comparación con 2009, para satisfacer la creciente demanda de alimentos.

“Aunque el CO2 es la emisión de gases de efecto invernadero más importante y discutida con mayor frecuencia, el metano generado por el cultivo de arroz y los animales, y el óxido nitroso de los fertilizantes son 34 y 298 veces más potentes que el CO2, respectivamente, cuando se trata de atrapar el calor en la atmósfera”. dijo Xiaoming Xu, autor principal del estudio.