Tokio 2020

Jonathan Ruvalcaba, el mexicano que compite por República Dominicana para cumplir sueño olímpico

En Tokio 2020 representará al país caribeño, en donde compite el trampolín de tres metros contra sus compatriotas Rommel Pacheco y Osmar Olvera.

A Jonathan Ruvalcaba la Federación Mexicana de Natación (FMN) lo excluyó de los Juegos Olímpicos de Río 2016, y para poder cumplir su sueño de asistir a una justa veraniega, el originario de Guanajuato tuvo que cambiar de país, y en Tokio 2020 representará a la República Dominicana, en donde compite en el trampolín de tres metros contra Rommel Pacheco y Osmar Olvera.

El clavadista mexicano comenta en entrevista exclusiva para El Financiero, que optó por representar a otro país cuando no recibió las oportunidades en México, ya que afirma que la FMN, que encabeza Kiril Todorov, le empezó a bloquear el camino.

“Muchos pensarían que es un problema del dinero, en mi caso no fue así. Lo mío fue porque a mí se me limitaba las competencias en mi propio país, aquí en México. Yo llegaba a clasificar a competencias importantes y me sacaban”, comenta.


Sueño truncado

“La gota que derramó el vaso para mí fue que al clasificarme a los Juegos Olímpicos de Río 2016 se me quita la oportunidad de asistir. Me sacan de la lista de participantes o de seleccionados en ese momento y para mí fue muy lamentable. Fue de las cosas que más me ha dolido en la vida, al punto de quererme retirar. Estuvo al punto de una depresión”, explica.

Después de esta dolorosa noticia, el clavadista mexicano recordó en ese momento que ya no quería saber nada de clavados, y eso era muy raro porque comenta que los clavados son la actividad que más ama hacer en este mundo.

“Yo amo mucho mi deporte y entreno muchas horas. Entrenaba con mucha conciencia y disciplina para lograr mis objetivos personales y fue muy lamentable que México me los quitará, en este caso la Federación (FMN). Es por eso que yo tomo la decisión (de representar a la República Dominicana) porque no es que yo la tomara, se me orilló a tomar esa decisión de seguir mi propio camino”.

Jonathan Ruvalcaba señala que ha tenido la oportunidad de conocer otros países y otras culturas y dice que México no está tan mal, sí hay programas y proyectos. En donde a veces falla el país es en la continuidad de esos proyectos y programas.


Sus inicios

El joven guanajuatense platica que comenzó en los clavados desde los 5 años, ya que viene de una familia de deportistas. “Mi mamá corría, mi papá también. Los primeros recuerdos fueron una pista de atletismo”, contó. “En realidad no sé de dónde saqué lo clavadista pero lo mío fue el agua y las alturas”.

Cuando se le pregunta qué es lo que necesita un atleta para iniciarse en una carrera deportiva, sin dudar, Ruvalcaba comenta que para empezar es el amor al deporte, eso es fundamental, ya que si no te gusta no lo vas a disfrutar, mucho menos lo vas a hacer parte de un estilo de vida.

“Te debe de gustar, te debe de interesar y en los primeros años es el apoyo fundamental de tu familia porque ellos son los que te atienden, los que te dan de comer y te llevan a los entrenamientos desde que eres pequeño”.

El clavadista explica que sí hay dinero en México y sí llega a manos de los atletas. Hay infraestructura. “Hablando de mi deporte, clavados cuenta con escenarios muy bonitos, de categoría mundial. Contamos con piscinas y plataformas de última generación. Gimnasios muy buenos. A todo mundo le gusta venir a México a competir”.

Dice que el tema no son las becas, aunque no puede hablar en general porque sabe que hay deportistas que la han pasado mal, que les hace falta apoyo, que les hace falta incentivos económicos, pero cree que no sea un problema real del país.

“Se ha tratado o gestionado que el tabulador de las becas funcione de la mejor manera posible al menos en el deporte competitivo y en el alto rendimiento. Tal vez el problema sea que no hay continuidad en los proyectos o en los programas de desarrollo, de escuelas deportivas o de captación de talento”, dice.

Por ejemplo, explica, se deben implementar programas que beneficien a las escuelas en las clases de educación física y no que sea como un segundo recreo. Se tiene que beneficiar a los niños en donde se pueda captar las habilidades. Encaminarlos desde muy pequeños a ciertas actividades físicas.

Sistema deportivo mexicano y sus instituciones

Jonathan Ruvalcaba comenzó desde muy pequeño en los clavados. Al paso de los años su familia y él se dieron cuenta de que era muy bueno para esta disciplina y con eso fue mejorando las becas y los apoyos.

“Al principio fue algo como ya no te vamos a cobrar la mensualidad porque ya eres seleccionado. Después fue un apoyo económico muy pequeño que me daban. Ya cuando empecé a representar al país se mejoró mi beca. Personalmente nunca tuve ningún problema con los incentivos económicos o con apoyo de instituciones, ni problemas con la Conade”.

Sin embargo, afirma que llegó a recibir hasta amenazas de que si no hacía caso a lo que mandara la federación él solito se iba a perjudicar su carrera deportiva.

“Siento que ese tipo de cuestiones son muy importantes porque son ellos los que deben de cuidar a sus atletas y nosotros representar al país con orgullo y con dignidad. Pero cuando te empiezan a bloquear el camino o el camino se te hace más difícil que a la mayoría de tus compañeros, entonces no hay algo bien, no hay algo correcto, eso fue lo que pasó en mi caso”.

El joven atleta afirma que los grandes problemas que enfrenta el país en el deporte son la corrupción y la mala administración, por eso México no se caracteriza por ser una potencia deportiva. “México cuenta con las herramientas necesarias o incluso mejores que otros países para desarrollar los deportes”, finalizó.