Dinero, Fondos y Valores

Vacunación y PIB, a dos velocidades

López Obrador celebró este viernes en Campeche que se logró el compromiso de tener vacunados al cierre de octubre, al menos con una dosis contra COVID-19, a todos los mexicanos mayores de 18 años.

En un contexto en el que persiste la incertidumbre sobre la pandemia a pesar de los avances en el proceso de vacunación, la actividad económica en México frenó su recuperación en el tercer trimestre del año, con marcadas diferencias entre sectores.

Durante el periodo, la economía mexicana siguió resintiendo las afectaciones de la pandemia por la tercera ola de contagios, además de las presiones sobre las cadenas de suministro por las escasez de insumos y sobre el sector servicios por la transición al nuevo régimen de subcontratación.

Esto es algo de lo que nos dejó la semana que termina:

Lo bueno. El presidente López Obrador celebró este viernes en Campeche que se “cumplió” con el compromiso de tener vacunados al cierre de octubre, al menos con una dosis contra COVID-19, a todos los mexicanos mayores de 18 años.

La meta de cobertura del gobierno es que en octubre toda la población adulta tenga cuando menos una dosis de la vacuna.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, a la fecha 74.4 millones de personas en el país han sido inmunizadas con al menos una dosis.

Si en México hay 89.2 millones de personas adultas, quiere decir que el avance en la vacunación respecto al objetivo es de 83.5 por ciento.

De ahí el llamado de AMLO a los que aún se rehúsan a inmunizarse para acudir a los centros de vacunación, pues es la única forma de proteger la vida ante el virus SARS-CoV-2 y sus variantes.

Lo malo. Si bien son importantes los avances en el proceso de vacunación, el reto de salud asociado a los contagios y decesos por covid-19 sigue siendo grande.

Según el sitio Our World in Data, México tiene 54.8 por ciento de la población inoculada, pero sólo 43 por ciento está completamente vacunada al 28 de octubre.

Hay un 11.8 por ciento de personas parcialmente vacunadas o con nuevos esquemas.

Aunque falta para lograr la inmunidad comunitaria, el país continúa por arriba del promedio de vacunación mundial.

Con las vacunas entregadas en México esta semana, se han recibido 147.3 millones de dosis de diferentes farmacéuticas y laboratorios desde el 23 de diciembre.

De las vacunas recibidas, se han aplicado 125.7 millones de dosis, lo que quiere decir que hay más de 21.5 millones sin aplicar.

Lo feo. Los avances en el plan de vacunación son uno de los principales motores de la recuperación económica.

Sin embargo, la estimación oportuna del PIB confirmó que la recuperación de la economía mexicana se frenó en el tercer trimestre, además de que persistieron los contrastes entre los principales sectores.

Este viernes el INEGI hizo oficial lo que ya se veía venir, pues después de registrar una expansión trimestral de 1.6 por ciento en el periodo abril-junio, la actividad económica se contrajo 0.2 por ciento en julio-septiembre, su primer revés en un año.

Las actividades terciarias –comercio y servicios– están detrás del ‘tropezón’ al decrecer 0.6 por ciento en el tercer trimestre, afectadas por el aumento de contagios a niveles récord en agosto y la restricción a la subcontratación de personal a partir de septiembre.

No es una buena noticia, porque el mercado interno había sido el principal motor del crecimiento.

Las actividades secundarias repuntaron 0.7 por ciento a pesar de que prevalece la escasez de insumos industriales, principalmente en el sector automotor, que es el problema de fondo en la economía global.

Su repunte no alcanzó para librar la contracción trimestral del PIB, que en términos de valor ahora está en un nivel similar al de hace 5 años, es decir, al del tercer trimestre de 2016.

Si la pérdida en el nivel de actividad económica es equivalente a un lustro, la recuperación está lejos de consolidarse.

En vacunación y PIB, el país se mueve a dos velocidades completamente diferentes.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Cómo México perdió 700 mil vidas?
La ‘exclusión’ financiera en México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.