Dinero, Fondos y Valores

¿Alejarse del ‘pesimismo’ o del realismo?

El responsable de las finanzas públicas en México anticipó que “estamos a punto de entrar ya a la salida” de la pandemia.

Este miércoles, la Secretaría de Hacienda presentará ante el Congreso de la Unión el documento Precriterios 2022, donde se incluirán las expectativas económicas actualizadas para el cierre de 2021 y también para el próximo año.

Se revisarán al alza las estimaciones de crecimiento del PIB para este año, donde el nuevo escenario base reflejará el mayor optimismo del gobierno y los mercados financieros sobre la recuperación económica.

Para 2021 Hacienda había previsto desde hace seis meses un crecimiento de 4.6 por ciento, aunque ahora ese pronóstico pudiera parecer ‘pesimista’ comparado con las expectativas de algunos analistas del sector privado.

Las expectativas más recientes del consenso de los analistas encuestados por Citibanamex anticipan un crecimiento de 4.5 por ciento al cierre del año, que si bien es el dato más alto desde que se empezó a presentar la estimación para 2021, aún está por debajo del 4.8 por ciento esperado por el Banco de México en su escenario central.

Aunque hay previsiones de 3.0 por ciento, como las de BNP Paribas y HSBC, también hay quien cree que la economía mexicana puede crecer hasta 6.0 por ciento, como Itaú BBA.

El propio Citibanamex acaba de revisar sus estimaciones al alza, a 4.7 desde 4.2 por ciento, derivado de los efectos esperados sobre la economía mexicana de las mayores perspectivas de expansión de Estados Unidos a partir del nuevo estímulo fiscal.

Banorte, otro de los bancos de mayor tamaño, había revisado antes su pronóstico de 4.1 a 5.3 por ciento. Y así por el estilo otros analistas.

Recientemente, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, adelantó a este reportero que revisarán la proyección de crecimiento para 2021 a un rango de entre 5.0 y 5.5 por ciento.

Ese pronóstico asume un crecimiento por “rebote estadístico” de 3.5 por ciento, después de la caída del PIB de 8.2 por ciento en 2020.

Además del efecto aritmético, la estimación incorpora la disponibilidad de vacunas para México y el avance esperado en el proceso de vacunación contra la Covid-19.

También considera el efecto sobre la economía mexicana del nuevo programa de estímulo fiscal en EU, pues se prevé que la demanda externa dé un impulso significativo a nuestra recuperación.

Sobre la vacunación, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, estima que entre junio y julio se habrían aplicado 80 millones de vacunas.

Apenas el lunes nuestro país superó 7 millones de dosis aplicadas, lo que representa casi 10 por ciento de ese objetivo.

De acuerdo con el responsable de las finanzas públicas, en México “estamos a punto de entrar ya a la salida” de la pandemia y, gracias a la aplicación de vacunas, en unos meses vamos a regresar a una situación pre-Covid.

Ojalá, porque si bien están llegando más vacunas, el reto más importante es acelerar el proceso de vacunación ante las mutaciones del virus SARS-CoV-2, que están propagándose con mucha rapidez.

El panorama es muy incierto, pues aun cuando se ha mantenido la tendencia a la baja en los contagios, ésta puede revertirse ante un posible rebrote de casos y el riesgo de una tercera ola de Covid-19 después de Semana Santa.

Mientras el control de la pandemia siga siendo insuficiente, no debe sobreestimarse el crecimiento para este año.

Si los supuestos económicos son muy optimistas, se corre el riesgo de sobrevalorar el PIB de 2021.

Aun en un escenario en el que la economía mexicana creciera alrededor de 6.0 por ciento en el año, el PIB se ubicaría 3.0 por ciento por debajo de su nivel de 2019.

Dejar atrás el ‘pesimismo’ no debe implicar alejarse del realismo.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Si así vamos a la mitad del camino…
‘Tormenta perfecta’ para el peso

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.