Sobremesa

Malestares que Bienestar ya no puede ignorar

Trabajadores del Banco del Bienestar denuncian despidos injustificados y otras irregulariades.

Los malestares, injusticias e irregularidades se han ido acumulando en el mal llamado Banco del Bienestar, como una pila de basura tan grande, que huele tan mal que es imposible ocultarse. En las últimas semanas, el descontento de los trabajadores de lo que solía ser el Bansefi ha pasado de ser un secreto a voces a una problemática por la que sus directivos deberían tener que responder.

Un correo que pone en evidencia el sentir general de los trabajadores ante los problemas en la gestión de Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra aumenta la tensión al interior del organismo.

“Solo nos voltean a ver cuando salimos en espacio como el suyo, pero no nos resuelven nada y ya no podemos seguir trabajando así.

“Nos estamos defendiendo como podemos, por eso circulamos este mail entre los directivos, con copia a la prensa, con el cual buscamos, imagínese, prevenir el despido injustificado de más empleados para que, en su lugar, la dirección del ‘Malestar’ coloque a sus propios allegados en los puestos”.

Entre otras cosas, en el mail se pide revisar los perfiles de los nuevos directores generales y subdirectores, pues:

“Se tiene conocimiento de que algunos de los que ya ejercen funciones no cuentan con la formación académica, ni experiencia… en general, no cubren el perfil requerido”.

En este sentido, y dando seguimiento al caso de los despidos de áreas gerenciales, informaron que:

“Al cierre de la primera semana de abril, se sumó el despedido (por llamarlo correctamente) del director de Recursos Humanos, José Ángel Sanabria, persona de la licenciada Guadalupe Huelgas Cabrera, actual directora general adjunta de Administración, que, por cierto, es íntima de nuestro Presidente y a quien el ‘Dr.’ Lamoyi la tiene en la mirilla”.

También fue despedida, entre otras figuras, la subjefa de la Mensajería, Adriana Almodóvar, por el simple hecho, aseguran, de no caerle bien a su jefa, la recién llegada Karla Julieta Bonilla Fonseca, misma a la que le atribuyen múltiples movimientos y despidos.

Y mientras ‘las cabezas siguen rodando’ en las direcciones y subdirecciones, y en su lugar llegan amigos de Lamoyi, que ni siquiera cumplen con los requisitos básicos, el entorno de acoso y hostigamiento es frecuente en todas las áreas.

El director general dice que no es priista porque sólo es una persona que empezó a trabajar en aquéllos ayeres, pero sí se atreve a juzgarnos a los demás por no ser morenistas o tabasqueños, no queremos ser más que trabajadores y seres humanos, hombres y mujeres, tratados con dignidad y respeto; sin embargo, la actual administración ha sido tomada por gente de Tabasco y amigos sin profesión, que no cuentan con el requisito mínimo para las altas plazas que es estar titulado de licenciatura”, afirman.

Es increible, por no decir patético, que hoy en día los empleados del llamado ‘Banco del Malestar’ tengan que buscar refigio en la prensa ante el panorama de amenazas y tensión al interior del Banco del Bienestar, pues de la secretaria del Trabajo, ni sus luces ven.

De mis fuentes, que prefirieron al anonimato ante el miedo de ser despedidos, y quienes ya han denunciado en este mismo espacio, su única preocupación es frenar el deterioro constante de la empresa, y no permitir que los directivos sigan actuando de manera arbitraria, como lo han venido haciendo desde que llegó la 4T al organismo.

Que me den mi liquidación para irme de este lugar”, dice una de mis fuentes, quien asegura que en este punto ni siquiera tiene esperanzas de permanencia en la empresa, pero comprende que esto no significa que deba desentenderse de los problemas que siguen afectando a sus compañeros, y que, si nadie está mirando, seguirán sucediendo.

Por ello, espera que el correo electrónico que circuló y llegó a la dirección de Lamoyi Bocanegra tenga un verdadero impacto y pide a la sociedad mantenerse al tanto de la situación en el Banco del Bienestar, para que, ahora que las cosas salieron a flote, nadie permita que se hundan y todas estas regularidades queden en el olvido.

“Sin embargo, nada ha pasado. En la 4T no les importamos; la situación laboral aquí en el mal llamado Banco del Bienestar es una pesadilla. Presidente, ayúdenos, necesitamos el trabajo, pero con un trato digno y con las prestaciones de trabajo que por ley nos tocan.

#DarinkaTeBuscamos

El domingo 8 de mayo, alrededor de las 5 p. m., me cuenta Salvador, su hermano, “estaba mi madre con mi hermana Darinka Guadalupe Huerta Negrete, en la colonia nueva Santa María en la calle Begonias, cuando mi madre se adelanta un poco por calle Membrillo y mi hermana, de 16 años de edad, se quedó atrás. Al pasar el tiempo ve mi madre que no llega mi hermana, algo sospechoso pues el domicilio está a 5 minutos de donde estaban. Entonces al ver que no aparece, la empieza a buscar, se levanta la denuncia y la llevan al C5 de la CDMX, pero solo le enseñan los videos de la calle Begonias y se ve que da vuelta en calle Nueces, pero no enseñan las grabaciones de dicha calle y hasta hoy seguimos sin saber de ella”. Ojalá, Omar García Harfuch y la fiscal Ernestina Godoy puedan ayudarlos a encontrar a Darinka.

COLUMNAS ANTERIORES

Morán Moguel, ¡¡¡ni para acabar con el AICM serviste!!!
Fuchi, guácala, pero… toda la familia cobra del AICM

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.