Sobremesa

El ‘behind the scenes’ Televisa-Univision

Esta operación, que equivale a más de 115 mil mdp, es 25 por ciento de todo lo que recibió México de inversión extranjera directa en 2020.

Sin duda, uno de los temas más relevantes esta semana fue la sorpresa que nos dio Televisa, la empresa de la familia Azcárraga, al anunciar la firma de un acuerdo multimillonario para, junto con Univision, crear la nueva empresa de contenido en español más grande de todo el mundo: Televisa -Univision.

De entrada, vale la pena destacar que no hubo filtraciones, o como se conoce, radio-pasillo, que, dicho sea de paso, es muy común en Televisa.

Esta nueva empresa tendrá como objetivo entrar al mercado de streaming en español. Tan sólo el mercado potencial de la plataforma en conjunto será de 600 millones de hispanoparlantes, habiendo muy pocas producciones de las OTT de EU en español, como ‘Monarca’. Pero las otras exitosas, en español, han sido hechas por Televisa; están los casos de ‘El último dragón’, que está en Netflix, o la de ‘Un extraño enemigo’, que está en Amazon Prime. Así que, en español, Televisa es quien ya lidera los buenos contenidos en las OTT.

Sabían ustedes que a las audiencias no les gusta ver subtituladas las películas, sino dobladas al español. Por dar un ejemplo, cuando se estrenó ‘Avengers’, 70 por cinto de los cines la reprodujeron doblada, lo cual demuestra que hacer contenidos en nuestro idioma tiene sentido, más aún ante la baja capacidad de producción de Netflix y otros.

El acuerdo establece que, para la creación de esta nueva empresa, Grupo Televisa S.A.B. recibirá un valor de 4.8 mil mdd, convirtiéndose en el accionista más grande, adquiriendo 45 por ciento de las acciones.

La nueva Televisa-Univision además contará con la participación de jugadores internacionales con gran experiencia tecnológica como Google, el fondo japonés SoftBank y The Raine Group, un banco de inversión experto en cuestiones tecnológicas, quienes se unen a los accionistas anteriores Searchlight y ForgeLight LCC.


HISTÓRICO

Déjenme platicarles que, en el consejo de administración de Grupo Televisa, donde se expuso el acuerdo, se habló de cada detalle de la operación. De hecho, éste ha sido el consejo más largo de la historia con una duración de más de 4.5 horas, y tras votarlo a favor, justo tres horas después, vino el anuncio a los mercados.

Para cerrar este megadeal, estuvieron varios días en México la nueva directiva de la empresa conformada por: Wade Davis, CEO de Univision y quien será el director de Televisa-Univision, junto con Eric Zinterhofer, socio fundador de Searchlight y mayor accionista norteamericano en Univision y esposo de Aerin Lauder, la multimillonaria heredera de Eéste Lauder.

Obvio, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia les hicieron un recorrido por las instalaciones de Chapultepec, y donde se quedaron con la boca abierta fue en el News Center de Televisa, pues, aunque ya va cumplir 18 años, sigue impresionando.

En Univision y en Televisa la noticia causó gran sorpresa. Y desde el martes, tanto Emilio Azcárraga como Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia se han dado tiempo para explicar a sus colaboradores. Aquí la imagen de Emilio platicando en junta, tipo town hall, con productores. Luego vinieron otras con escritores y actores.

La acción de Televisa, un día después del anuncio, subió 22 por ciento en México y 25 por ciento en Estados Unidos. Su mayor crecimiento en la historia en un día, desde que cotizan en 1990.

El presidente López Obrador le dedicó, encantado, 30 minutos de su mañanera a la nueva empresa. No sólo porque a pesar de todo lo que está pasando en el país, empresas de tanto renombre internacional –Google y SoftBank– están invirtiendo en México, sino porque a diferencia de otras negociaciones, como cuando Heineken compró Grupo Modelo, aquí a la empresa que le va mejor es a la mexicana y eso es algo que gustó mucho. En métricas de redes sociales se muestra un apoyo de 94 por ciento (sentimiento neutral y positivo).

DIMENSIONANDO

Se estima que Televisa-Univision tendrá una bolsa conjunta tres veces más grande de lo que tiene Netflix para la producción de contenido en español ¡Quihúboles!

Esta operación, que equivale a más de 115 mil mdp, es 25 por ciento de todo lo que recibió México de inversión extranjera directa en 2020.

Obvio, el anuncio no gustó a Netflix, quien se creía el actor dominante de servicios de streaming; sin embargo, otros medios como el gigante brasileño O’ Globo ya los buscaron para explorar sinergias.

¿CÓMO SE LLAMARÁ?

Aún están definiendo el nombre de la plataforma que se verá en América Latina y en España, pero podría ser PrendeTv, Blim, aunque lo más probable es que se elija algo nuevo.

NO SON NUEVOS

Televisa ya ha vendido contenido en toda la región, ya tiene el pulso de las audiencias, pues desde hace más de dos años desarrolló una unidad de inteligencia encargada de medir audiencias y preferencias en el mundo de habla hispana.

Esta alianza con Univision se remonta a una historia de más de 60 años con tres momentos recientes de cambios de directiva muy importantes:

Con Jerry Perenchio, de 1992 a 2006, se vivieron momentos muy complicados porque, a pesar de ser dueño de Univision, la televisión más importante de Estados Unidos para la comunidad hispana, la relación con Televisa y Venevisión era muy mala, a tal grado que los venezolanos abandonaron la alianza.

Con el egipcio Haim Saban, personaje que, sin mucha idea de los medios hispanos, contrató a Randy Falco, ex-CEO de NBC, para tratar de entender más este mercado y el creciente interés de los anunciantes de invertir en esa audiencia.

Ahora, con los nuevos dueños, los fondos Searchlight y ForgeLight LLC, Televisa tuvo una especie de ‘derecho de veto’ en cuanto a quién invertiría en la empresa, pues nadie quería invertir sin tener un plan con un socio y además principal proveedor de contenidos. Obvio, hubo muchos interesados. Y aunque no están para saberlo, una de las que estuvo más cerca de entrar al negocio fue MacKenzie Scott, ni más ni menos que la exesposa de billonario dueño de Amazon, Jeff Bezos, quien luego de su divorcio buscaba dónde invertir los 38 mil mdd que le tocaron como parte de la separación. Pero la oferta que prevaleció fue la de los fondos de arriba.

Recibí una nota aclaratoria de parte de Andrée Lilian Guigue Pérez, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA) de la Sedema, donde me señala, entre otras cosas, que la dirección a su cargo “no ha emitido ningún documento donde resuelva que los globos están exentos de la prohibición que establece el artículo 25, fracción XI Bis, de la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, o en su caso, donde se establezca que está permitida su comercialización y distribución en la Ciudad de México”. Raro, pues las empresas de globos, entre las cuales se encuentran Flexo Universal, Globos Payaso, Pioneer Balloon y Convergram, han emitido sendos comunicados entre diciembre y enero. Algunos hasta los han subido en la página oficial de la AMIG, y hasta afirman haber recibido oficios de parte de la propia Sedema, entre ellos el DGEIRA/DRRA/304/2021, donde les afirma que “la ley no les es aplicable”, y les autorizan a seguir comercializando, distribuyendo y entregado los globos en la Ciudad de México. https://www.facebook.com/121095322620622/posts/466043651459119/?d=n De hecho, la empresa norteamericana Pioneer Balloon ¡hasta ya los borró! Si todo este entramado no es verdad, no tengo ningún problema en ofrecerle una disculpa pública a la propia directora.


COLUMNAS ANTERIORES

La CDMX se calienta por minuto
Libertad para Alejandra

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.