Moneda en el Aire

Bancos buscarán ‘buenos clientes’

Podríamos ver una competencia por atraer a clientes con bajo nivel de endeudamiento y con buen historial, lo que puede ser una oportunidad para cambiar de banco.

La segunda mitad del año no pinta del todo bien para las instituciones bancarias no solo en México sino en toda la región, ante un escenario económico restrictivo por presiones inflacionarias, aumento en las tasas de interés y bajo crecimiento económico, pero eso abre la puerta para una mayor competencia por los ‘buenos clientes’.

Aunque todo indica que lo que resta del año no será tan positivo como se esperaban, como bien lo explica S&P Global Ratings en su análisis de la banca en América Latina, donde considera que probablemente afronten un escenario de bajo crecimiento del crédito real, márgenes presionados y una calidad de activos debilitada este año, sin que ello implique que veremos quiebras estrepitosas por esa causa, ya que afortunadamente “tienen altos niveles de provisiones y sus márgenes saludables”.

Si bien, ante el aumento de la tasa de interés, que en el caso de México está en 7.00 por ciento y se espera que hoy llegue a 7.75 por ciento y al cierre del año se ubique cerca de un 10 por ciento, nivel que desde luego los bancos podrían traspasar a sus clientes en aquellos créditos contratados a tasa variable, pero también significará una baja en la demanda del crédito, ya que las personas son cada vez más conocedoras del uso del financiamiento, sobretodo en tarjetas de crédito en donde el número de plásticos ‘totaleros’ ha avanzado por mucho o los meses sin intereses y es ahí donde podríamos ver una competencia por atraer aquellos clientes con bajo nivel de endeudamiento y ‘pagadores’, es decir, con buen historial, lo que puede ser una oportunidad para elegir cambiar de banco en busca de aquel que ofrezca mejores servicios y atributos a sus clientes.

Hecho en el que coincide S&P que una menor demanda de crédito podría generar competencia entre los bancos, por lo que la buena noticia es que no traspasarían el aumento total del costo de fondeo a todos sus clientes.

Sin embargo, también es un hecho que ante altas tasas de interés e inflación al alza, probablemente ello pueda restringir la capacidad de pago de los hogares y las empresas y, en consecuencia la calidad de los activos de los bancos, es decir, que no puedan pagar sus deudas a tiempo; lo cierto es que los siguientes meses nuevamente pondrán a prueba no solo a los bancos, sino a los millones de clientes de la banca sobre el buen uso y quizás a su favor del crédito, que bien aplicado en las finanzas del hogar puede ayudar a sortear ante un panorama económico más complicado de lo previsto. A esperar.

***

Y en el otro lado de la moneda Pride, todo listo para que este fin de semana se realice la tradicional marcha de la diversidad, en la que las principales empresas del país se han sumado cada año, ya no solo con presencia corporativa, como será el caso de Scotiabank, HSBC, Citibanamex o Nestlé que tienen sus contingentes bien identificados, sino cada vez más suman acciones en favor de todos los empleados, o algunos van más allá como Amazon que han incluido ya la cirugía transgénero en el paquete de gastos médicos de sus trabajadores. Paseo de la Reforma este fin de semana no solo estará lleno de color, sino de recordar que aún hay mucho camino por que exista una verdadera igualdad en todos los sentidos.

***

Y una moneda que ya se esperaba, es que poco a poco se irán autodescartando los candidatos a adquirir Citibanamex como es el caso de Banco Azteca, ya que Ricardo Salinas confirmó en sus redes sociales en que no comprará a Banamex, pues dijo requiere demasiado tiempo e inversión, además de que “hay que arreglar su operación e invertir en tecnología”, ya veremos quién es el siguiente en desistir. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Banda coreana ataca cajeros
25 aniversario del SAR

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.