Moneda en el Aire

¿Banco Accendo inicia el despegue?

Con la entrada de Toka como accionista, con la limpieza de la cartera y el fortalecimiento de su capital, veremos a un banco enfocado en hacer más negocios.

No han sido años fáciles para el banco Accendo, pero todo indica que ya pasó lo peor y hoy se encaminan a ganar terreno y continuar la especialización en el sector tecnológico de la mano con fintech y agregadores como clientes e impulsar la tendencia ganada en esta pandemia de digitalizar aún más todos los servicios bancarios.

Pero para llegar a este punto, la dirección del banco a cargo de Javier Reyes de la Campa y también presidente del consejo de administración de Accendo Banco tuvo que sanear la cartera crediticia durante cuatro años, esto bajo el seguimiento de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y también concretar capitalizaciones por alrededor de 640 millones de pesos, lo que les ha permitido que el mes pasado alcanzara por fin el ansiado equilibrio financiero.

El camino no ha sido sencillo, luego del proceso de saneamiento del balance y que reordenaran sus líneas de negocios para enfocarse en ser aliados de las fintech y darles servicios; recordemos que dentro de su cartera de socios y clientes tienen a algunas de las empresas digitales y de tecnología financiera más conocidas como son Rappi, Cuenca, Billpocket, SWAP, Kushki, Sr. Pago, Clara, NEA, Okredito, Delt.ai, Feenicia, Pharos Payments, por mencionar algunos, y que también le inyectaron capital en junio para fortalecer los indicadores.

En junio, Accendo inyectó 100 millones de pesos más, esto porque en abril reportó ante la autoridad un ICAP de 10.2 por ciento, recordemos que el requerimiento mínimo de capitalización es de 8.0 por ciento más el suplemento de conservación de capital de 2.5 por ciento constituido con capital fundamental, que implica un nivel de ICAP de 10.5 por ciento, pero el banco decidió en esas fechas utilizar la facilidad regulatoria que permite el uso de hasta 50 por ciento del suplemento de conservación de capital, sin que se activen las alertas tempranas, pero con la inyección de recursos, el banco prevé que ya esté restituido el suplemento de conservación del capital que se utilizó y ese tema quedé superado.

De ser así, y con la entrada de Toka como accionista, con la limpieza de la cartera, el fortalecimiento de su capital y dejando todos los problemas atrás, veremos, como todo indica, a un banco enfocado en hacer más negocios con estas empresas de tecnología financiera y de servicios; ojalá así sea y veamos el despegue de la institución, ya les contaremos más.

***

Y en el otro lado de las monedas, ya que hay varias, primero las felicitaciones: el Museo Interactivo de Economía (Mide) cumplió el pasado 15 de julio exactamente 15 años de su nacimiento y de mostrar que la economía también es divertida, interactiva y creativa. Al paso de los años quedó más que demostrado que la apuesta que hizo el sector financiero a esta iniciativa ha sido acertada, y es uno de los lugares que se debe visitar, por eso felicitaciones a todos los que contribuyeron al nacimiento de este museo, a todos los que lo mantienen, a todos los que han ido y a todos los que faltan por ir, porque seguro regresarán.

***

Y una más en la que tienen que poner atención es que con el cambio en la Secretaría de Hacienda, se dice con fuerza, que el primer movimiento que se dará será en la CNBV, en donde incluso se asegura ya se trabaja en el acta de entrega desde hace un par de semanas; una de las causas que se comentan es la lenta actuación durante el apagón de la Bolsa Mexicana de Valores. Lo cierto es que ya hay un grupo de trabajo en la secretaría para la transición y no se ve en el equipo, dicen, a nadie de los actuales funcionarios en ese proceso, falta poco para despejar incógnitas. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Pandemia, el evento catastrófico de los seguros
Ten cuidado en ser hackeado

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.