Moneda en el Aire

Fovissste, de la mano con la banca

En plena pandemia, el banco HSBC fue el primero en aliarse con el organismo para beneficiar a los trabajadores del Estado; ahora, Scotiabank se suma.

Si hay un sector en donde la competencia ha sido visible es en el hipotecario; ahí bancos han enfocado sus baterías para ganar mercado y clientes; incluso, en el segmento de vivienda media la competencia creció con la entrada del Infonavit, organismo que al final ha logrado ser aliado de las instituciones bancarias para beneficiar a los trabajadores de la iniciativa privada.

Sin embargo, de ese avance poco se había visto en el otro gran organismo de vivienda que existe en el país, y en el que están afiliados millones de trabajadores del Estado. Me refiero al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste). Los trabajadores del Estado seguían, por decirlo de cierto modo, ‘relegados’ de otras opciones de financiamiento, hasta que el año pasado, en plena pandemia y en lo que podemos decir uno de los momentos más difíciles que se ha vivido en materia económica, el banco HSBC le entró al quite y fue el primero en aliarse con el organismo para beneficiar a los trabajadores del Estado.

Hay que destacar la labor de Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de crédito hipotecario y automotriz de HSBC México y del titular del organismo, ya que al ser el primer banco logró alinear políticas públicas y privadas para beneficio de los trabajadores del Estado al ser un financiamiento adicional al ya existente crédito tradicional Fovissste.

Los trabajadores al servicio del Estado que cotizan en el ISSSTE desde hace más de un año han ido eligiendo esta opción para adquirir una vivienda. Con HSBC y Fovissste ya van más de dos mil 200 financiamientos otorgados, con un crédito promedio de 1.2 millones de pesos, y cada mes les puedo confirmar que se han incrementado sus volúmenes; la expectativa es que así como la banca ofrece diversas opciones, en un futuro se aproveche el diseño de productos y ofrecer diversos destinos a los derechohabientes del organismo.

Esto lo ha reconocido Agustín Rodríguez, vocal ejecutivo del Fovissste, pues con el cofinanciamiento del programa Fovissste para Todos con la banca han logrado darle opciones a sus derechohabientes. Ahora, Scotiabank es el segundo banco que se suma a este esquema que permitirá a los trabajadores elegir otro camino para adquirir una vivienda. Desde luego, el Fovissste ha hecho un gran trabajo en estos años, la única opción durante mucho tiempo para millones y ha beneficiado a millones de empleados al servicio del Estado.

La competencia que llega al Fovissste por parte de los bancos con la entrada de Scotiabank beneficia a todos, ya que sin duda es uno de los bancos que ha tenido en la cartera hipotecaria la ‘joya’ de la corona, y como bien promueve Paulina Prieto, vicepresidenta de crédito hipotecario y automotriz de Scotiabank, buscan que los mexicanos aprovechen para adquirir una vivienda y soliciten un crédito, al existir condiciones de bajas tasas de interés y plazos largos, porque dadas las condiciones macroeconómicas sigue siendo buen momento para ello.

Lo más importante de todo esto es que los trabajadores del Estado se verán beneficiados con opciones para elegir cómo adquirir su vivienda. Los dos principales patrimonios de los mexicanos es tener una casa y su Afore. No sabemos si más bancos tengan interés en hacer convenios y alianzas con el Fovissste, pero lo que si es cierto, es que estos dos bancos han apostado por ampliar sus servicios a este segmento de la población que había quedado a un lado, la competencia es buena y benéfica para todos y ahí hay un ejemplo. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí.

COLUMNAS ANTERIORES

Sociedades de ahorro, comprometidas
Menores tasas de interés para las mujeres

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.