Moneda en el Aire

Hay Barclays en México para rato

Barclays fue uno de los bancos que creció en capital en 2020, en plena caída de la economía, crisis de salud y económica.

Si algo tiene claro el banco de inversión Barclays es que México es más que estratégico para su negocio y para el grupo internacional, por lo que pese a lo que cualquiera puede pensar, su permanencia en el país no está en duda, sino todo lo contrario.

El entorno complicado y de crisis que se vive en el país por el tema de salud y económico es parecido al que enfrentan hoy otras naciones, por lo que no es un tema que hará que los planes cambien, por el contrario, han inyectado recursos frescos para seguir fortaleciendo su capital.

En México es Raúl Martínez-Ostos el presidente y director general de Barclays, quien en los dos últimos años ha sido la voz de los bancos de inversión dentro de la Asociación de Bancos de México (ABM), cargo que mantendrá los siguientes dos años al haber sido reelecto por sus colegas, que son 14 de los 49 bancos que integran el gremio.

Martínez-Ostos tiene claro por ello que una parte de su labor es precisamente que la gente vea las grandes oportunidades que tiene México. Obviamente reconoce los riesgos que esto conlleva, pero la banca -como les había mencionado- ha logrado mantener niveles de capitalización fuerte. En el caso de Barclays, es uno de los bancos que creció en capital en 2020. Así es, en plena caída de la economía, crisis de salud y económica, Barclays tuvo una inyección adicional de capital, precisamente para estar fortalecido aún más en un entorno con retos como el que se sigue viviendo.

El negocio de trading salió muy bien y se enfocaron en hacer “muchísimas transacciones sumamente innovadoras” que fue uno de los puntos focales para seguir creciendo aun en el entorno actual, nos cuenta Raúl Martínez-Ostos.

Pero algo interesante es que reconoce que saben perfectamente que en cualquier país que operen va a haber crisis en un momento dado, va a haber momentos difíciles, va a haber momentos de retos, pero realmente en el negocio de la banca una de las claves del éxito es la continuidad y consistencia y también saber a dónde sí y a dónde no. En el caso de Barclays México tienen claro que seguirán las inversiones a futuro, y un ejemplo de ello es que el país es uno de los pocos en donde tienen oficinas físicamente y es algo que no cambiará.

Por lo pronto, los líderes de los bancos de inversión tienen confianza de que hay espacio para que se sigan mejorando muchas cosas en el país, y por ello mantendrán abiertos los canales de comunicación con todos los actores esenciales, llámese legislativo, financiero, judicial o Ejecutivo, para desde la óptica bancaria hacer ver aquellos temas donde hay que tener cuidado; ya lo hicieron con la llamada Ley Banxico, con la de comisiones, con la de outsourcing, ahora a esperar que sigan siendo escuchados, pues reconocen que no se trata de una agenda de una institución, sino de que todos sumen para que México gane. Ojalá lo logren.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, no hay institución financiera y comercial que no tenga los ojos puestos en lo que Oxxo recién lanzó, que es su aplicación para enviar y recibir dinero Spin. Los comentarios son diversos, pero se ve como un plus que dan a sus clientes en materia de servicios. Hoy en uno de esos negocios se puede hacer casi cualquier tipo de operación y pago, por lo que se espera que otros grandes jugadores que no son financieros y tienen interés en ampliar su gama de servicios puedan optar por estos canales. La gran pregunta que se hacen especialistas es si los bancos podrán darles alcance a esta competencia tecnológica que hoy se vive. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Quiénes tienen nuestros datos biométricos?
El ABC del ‘lavado’ de dinero

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.