Economía empresarial

El complicado entorno de negocios de China

El gigante asiático ya no basa su poderío en la manufactura, sino que ahora busca el dominio tecnológico, escribe Eugenio Gómez.

El entorno de negocios de China es uno de los más dinámicos e innovadores del mundo. Atrás quedaron los días en los que China competía principalmente a través de manufacturas de bajo costo, ayudados por un tipo de cambio subvaluado y copiando la propiedad intelectual de otros. Ahora China está buscando el liderazgo tecnológico internacional y hay mucho que aprender de la forma de hacer negocios en China.

La Comisión Europea publicó en 2017 un documento llamado Back in the game en el que mostraban una lista con las 15 empresas de negocios digitales con mayor capitalización de mercado: todas ellas eran de Estados Unidos o China. De esta forma, la Unión Europea reconocía que se había quedado atrasada en ese sentido.  Hoy, el entorno de negocios de tecnología está claramente dominado por los Estados Unidos y China. Estos países cuentan, por un lado, con grandes empresas de tecnología que lideran la innovación global. En este campo, China tiene, por ejemplo, a tres importantes empresas bajo el famoso acrónimo de BAT (Baidu, Alibaba y Tencent). Estas organizaciones están al nivel de las más importantes empresas de tecnología de Estados Unidos como Alphabet, Microsoft o Amazon.

Por otro lado, China también tiene un entorno que ha propiciado el desarrollo de muchas nuevas empresas de tecnología. De acuerdo con Statista, el número de unicornios (nuevas empresas valuadas en mil millones de dólares o más) en China en el año 2001 fue de 301, sólo superado por Estados Unidos (487). El dominio de estos países se aprecia mejor al reconocer que la suma de los unicornios de los siguientes 15 países apenas llega a 230. En ese listado, México suma 5 unicornios y se ubica en el lugar 14 a nivel mundial.

Además, es bien sabido que varias empresas norteamericanas importantes han intentado competir en el mercado chino y han fracasado. Se puede argumentar que el gobierno chino favorece a sus propias empresas y bloquea, al menos parcialmente, a las empresas foráneas. Esto es cierto, pero no es toda la verdad. Si nos enfocamos en lo que las empresas chinas han logrado hacer bien, podremos sacar lecciones útiles acerca del entorno de negocios de China.

Feng Li, catedrático de la City University of London, analiza en un interesante artículo por qué varias empresas norteamericanas no lograron competir exitosamente con sus pares en China. Li encuentra que las razones de los fracasos son la imposición de modelos globales, la competencia extrema, los problemas con socios locales y adquisiciones, la imposición de plataformas tecnológicas, organizaciones centralizadas y una lenta toma de decisiones y un bajo entendimiento del mercado chino. Ahora ilustraremos algunas de estas razones del fracaso de empresas como eBay, Google, Amazon y Groupon.

Con la imposición de modelos y plataformas en China, las empresas norteamericanas fallaron al menospreciar la importancia de adaptarse al mercado local. Por ejemplo, eBay compra EachNet que tenía el 80% de participación, pero usa su propia plataforma, cobra por listar productos lo que no se acostumbraba en China y, en general, no facilita la confianza lo que era de particular importancia en el mercado asiático. Google también usa su propio motor de búsqueda, pero los resultados de búsquedas arrojados por Baidu son más relevantes para los usuarios chinos. El bajo entendimiento del mercado chino también juega un papel importante. Por ejemplo, Groupon quiso imponer una división 50 - 50 de ganancias con los vendedores, pero en China lo usual era una distribución de 10 – 90 debido a la intensa competencia. La falta de adaptación al mercado local le costó a Groupon perder mucha participación de mercado.

El fuerte entorno de competencia en China también ha sido un factor poco comprendido en occidente. De acuerdo con Li, mientras que una empresa norteamericana como Amazon ha sido exitosa en Estados Unidos por vencer a cientos de competidores; una empresa china como Alibaba ha tenido que sobresalir frente a decenas de miles de competidores para sobrevivir. Las empresas chinas han debido superar un entorno de competencia muy fuerte, lo que las ha fortalecido y les permite competir con mayor fuerza contra competidores externos.

China ahora es uno de los países con mayor desarrollo tecnológico a nivel mundial. Su entorno de negocios cada vez es más sofisticado y vibrante. Además, es la segunda economía más grande por el tamaño de su Producto Interno Bruto. China es un mercado muy atractivo, pero también muy complicado. Familiarizarse con la forma de hacer negocios en China puede dejarnos lecciones importantes.

COLUMNAS ANTERIORES

La tecnología como ventaja estratégica (II)
La tecnología como ventaja estratégica

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.