Perspectiva Bursamétrica

La economía podría haber crecido al 1.7% anual en mayo

De resultar acertada esta estimación, el PIB de México podría observar un alza en el segundo trimestre del 1.6% anual. Pero para el mediano y largo plazos, la incertidumbre se ha destapado.

Este martes el INEGI publicará su Indicador Oportuno de la Actividad Económica para el mes de mayo. Indicador que el mismo INEGI todavía lo tiene clasificado como “Estadística Experimental”; una primera estimación del IGAE de ese mes, cuyo dato oficial se publicará hasta el 25 de julio. Sin embargo con nuestro Indicador Bursamétrica de la Economía Mexicana (IBEM) le podemos dar una estimación preliminar, conociendo algunos primeros datos del mes que acaba de terminar.

• El Índice Bursamétrica de la Economía de México / (IBEM) para el mes de mayo se ubicó en base a cifras originales, (No desestacionalizadas) en 129.48 unidades vs.124.96 puntos de abril, con un incremento del 3.62 por ciento mensual, equivalente a una variación del +6.56 por ciento anual, mientras que en abril, la variación fue del -5.26 por ciento mensual y del +2.96 por ciento respecto a igual mes del 2021. Los datos preliminares de mayo muestran mejoría en el sector manufacturero, y desaceleración en el mercado interno.

• Favorecieron al indicador los siguientes factores

• El Indicador ISM de la manufactura norteamericana mejoró de 55.40 de abril a 56.10 unidades en mayo.

• La producción automotriz creció en mayo en 14.08 por ciento anual, mientras que en abril bajó en 6.58 por ciento anual

• Las ventas domésticas de autos aumentaron 6.48 por ciento anual en mayo; mientras que en abril bajaron en 0.98 por ciento anual.

• El Indicador Mexicano de Confianza Económica del Instituto Mexicano de Contadores Públicos / Bursamétrica en su componente de la percepción actual se ubicó en 66.95 puntos desde los 65.98 puntos de abril.

• Los factores que afectaron al indicador fueron:

• Las ventas de las cadenas comerciales afiliadas a la ANTAD a tiendas comparables crecieron en 0.79 por ciento real anual vs. +6.05 por ciento real anual de abril.

• Las exportaciones automotrices crecieron 1.08 por ciento anual en mayo, mientras que en abril subieron en +2.86 por ciento anual.

• El Índice Mexicano de Confianza Económica (IMCP/Bursamétrica) en su subíndice de la percepción de la situación a futuro bajó marginalmente de 77.19 unidades en abril a 77.02 unidades en mayo.

• El precio de la mezcla mexicana de exportación de petróleo en términos de pesos, creció en 72.60 por ciento anual en mayo, mientras que en abril  subía en 75.60 por ciento anual.

• El indicador IMEF manufacturero bajó en mayo a 50.8 unidades respecto de 52.4 puntos de abril.

• El indicador IMEF no manufacturero bajó en mayo a 52.5 unidades desde 53.0 puntos de abril.

• El número de trabajadores afiliados al IMSS subió en mayo en 4.47 por ciento anual, mientras que en abril aumentó en 4.69 por ciento anual.

• El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores como reflejo de las expectativas ha crecido en 4.84 por ciento en los últimos 12 meses, mientras que en abril aumentó en 4.74 por ciento anual.

Con el resultado del “Índice Bursamétrica de la Economía de México” (IBEM) de mayo, estimamos preliminarmente un incremento del IGAE de mayo del 1.76 por ciento real anual, (-5.34 por ciento mensual), bajo cifras originales (no desestacionalizadas), con un índice de determinación (r ²) del 92.76 por ciento y una confianza estadística del 96.31 por ciento. De resultar acertada esta estimación, el PIB de México podría observar un incremento en el segundo trimestre del 1.6 por ciento anual; el PIB para todo el año 2022 lo estamos estimando en un crecimiento del 1.5 por ciento anual.

Pero para el mediano y largo plazos, la incertidumbre se ha destapado.

La caída de los mercados accionarios globales ya está descontando en más de un 80 por ciento de probabilidad un escenario de recesión para el año entrante, de acuerdo a un estudio de JP Morgan & Chase.

La Reserva Federal ya decidió incrementar en ¾ de punto su tasa de referencia, y anunció que va a incrementar la meta de reducción de la oferta monetaria, y que probablemente ejecute incrementos adicionales en el objetivo de la tasa de Fondos Federales para las próximas reuniones.

Otros bancos centrales como el Banco Central del Euro y el de Inglaterra están también a punto de iniciar estrategias de normalización similares. La guerra de Rusia con Ucrania parece prolongarse indefinidamente, y en China volvemos a ver más de 40 ciudades con estrictas medidas de confinamiento, lo que implica retrasos adicionales en las cadenas de suministro a nivel mundial. Todo este entorno nos llevará a la persistencia de una inflación alta, y a un escenario de recesión futura. Por lo pronto, los mercados globales están descontando este escenario, pero quizás para el primer semestre del 2023, y no para el último cuatrimestre como lo estamos planteando en nuestro escenario básico. El efecto en la economía mexicana, ante menos exportaciones manufactureras y agropecuarias, así como un menor flujo de remesas familiares y ante una inversión raquítica nos puede llevar en México a una recesión más profunda

COLUMNAS ANTERIORES

Repuntan comercio y automotriz en julio, pero la economía sigue de bajada
Algunas notas sobre los ciclos económicos en México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.