De Jefes

España, el mercado más atractivo para invertir en vivienda y Slim lo sabe

Slim no es el único que ve potencial en el mercado inmobiliario español, pues Mariano Capellino reconoció que en la actualidad España es el país más atractivo para invertir en ‘real estate’.

España, el mercado más atractivo para invertir en vivienda, y Slim lo sabe

A finales de marzo le informamos que Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que controla el empresario Carlos Slim, buscaba adquirir 24 por ciento de la inmobiliaria española Metrovacesa, con lo que elevaría su participación en esa firma a 29 por ciento.

Resulta que Slim no es el único que ve potencial en el mercado inmobiliario español, pues Mariano Capellino, CEO de Inmsa Real Estate Investments, reconoció que en la actualidad España es el país más atractivo para invertir en real estate, debido a que el valor de los inmuebles cayó considerablemente por la gran cantidad de empresas que se vieron obligadas a cerrar.

“Esta enorme baja de actividad en el sector de hotelería, retail y oficinas, ofrece una gran oportunidad frente a la considerable caída en los valores de los inmuebles donde se desarrollaban esas actividades”, aseveró el experto.

Inmsa Real Estate Investments anticipó que, según los análisis de los principales fondos de inversión de real estate que invierten en España, se pronostica un volumen de inversión de 30 mil millones de euros a desarrollarse en 18 meses.

Además, hace exactamente un año, el segundo fondo más importante del mundo de real estate, Blackstone, captó 9 mil 800 millones de euros para formar el mayor fondo de capital privado del mundo desde la aparición de la pandemia y lo destinó al real estate en Europa, principalmente en España.

En esa misma línea, dice Capellino, el millonario Warren Buffett adquirió la agencia VA Property en España, con la que busca entrar en el mercado comercial: hotelero, oficinas, retail y logístico, complementando su inversión sobre el mercado residencial, que ya había realizado unos años antes. ¿Le sobra un dinero? Ya sabe dónde invertir.

Pymes importadoras, esta nota les interesa

Finkargo, firma especializada en financiamiento para Pymes importadoras originaria de Colombia, fundada y liderada por Santiago Molina, Tomás Shuk y Andrés Ferrer, anunciará hoy el cierre de una ronda de capital semilla por 7.5 millones de dólares, dinero que les permitirá arrancar sus operaciones en México en este mes.

Finkargo busca resolver las problemáticas de financiamiento en comercio exterior que aqueja a las Pymes importadoras de toda la región latinoamericana. Actualmente, México es el mercado más grande de América Latina en términos de comercio internacional, pero sólo 30 por ciento de las Mipymes mexicanas tienen acceso a financiamiento, razón por la que sólo 4.6 por ciento de ellas participan en las cadenas de valor globales.

Finkargo permite financiar las operaciones de las Pymes importadoras, en un proceso de aplicación que toma siete minutos y una resolución en 48 horas, en un proceso 100 por ciento digital, lo que le ha valido una tasa de retención superior a 80 por ciento.

Nos dicen que, desde su fundación en junio de 2021, la firma ha financiado más de 180 operaciones de importación con un valor superior a 11 millones de dólares y crece por encima de 30 por ciento cada mes.

Midoconline expandirá telemedicina

Midoconline, la startup que ofrece servicios de telemedicina, cerró una ronda de inversión presemilla de 700 mil dólares, liderada por Angel Ventures, el fondo chino-americano, SOSV y algunos ángeles inversionistas como John Farrell, exdirector de Google México y YouTube Latam y Sebastian Siebert, fundador de Fashionette.

Los cofundadores del proyecto, Fernando Carvajal Pla y Pedro Aspe Bernal, detallaron que el capital lo utilizarán para iniciar operaciones en Estados Unidos y en América Latina.

COLUMNAS ANTERIORES

Proptech mexicana va por mercado de vivienda en São Paulo, Brasil
Detectan en México a cibercriminales que pusieron en jaque al sistema de gasoductos de EU

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.