De Jefes

Turín abre su tienda de experiencias con chefs

La empresa espera un tráfico de 80 mil personas en su primer año de operación en esta unidad, que se encargará de multiplicar la presencia de la marca.

La marca mexicana Turín, de Mars Wrigley, abrió su primera tienda de experiencia alrededor del chocolate, TURIN Experience, dentro de Centro Santa Fe en la Ciudad de México, con el objetivo de reforzar su presencia a través de actividades asociadas a la alta repostería con desarrollos exclusivos de chefs y diversidad de opciones para disfrutar sus productos.

La empresa espera un tráfico de 80 mil personas en su primer año de operación en esta unidad, que se encargará de multiplicar la presencia de la marca a través de una conversación orgánica que se medirá a través de la tasa de enganche en redes sociales, la cual se espera sea superior al 15 por ciento.

El director de Turín para México y Centroamérica, Alberto Cavia, explicó que, a diferencia de las Chocoboutiques TURIN, cuyos objetivos son la distribución y diferenciación del portafolio de productos de la marca, la tienda TURIN Experience busca llevar experiencias únicas a los consumidores, que los acerquen a la esencia de la marca y a los chefs de su división Turín Alta Repostería (creada en 2009 para ofrecer servicios y soluciones de chocolate), quienes elaborarán creaciones exclusivas con chocolate Turín.

Actualmente hay poco más de 34 Chocoboutiques TURIN en el país y su meta es alcanzar las 50 unidades rumbo a 2026, con un ritmo de cuatro nuevas aperturas al año, a la vez que se incrementa el ticket de compra, de 100 a 350 pesos.

“Nuestra idea es ir expandiéndonos donde es relevante, mayoritariamente en la Ciudad de México y una en Querétaro, pero ya estamos empezando a evaluar expandirnos a Puebla, Guadalajara y otros lugares, ahorita el objetivo es abrir entre tres y cuatro tiendas al año hasta alcanzar las 50 tiendas”, compartió Gabriel Fernández, director general de Mars Wrigley, la división de dulces.

Por ahora, nos dicen que la tienda de experiencia será única hasta que la empresa entienda la respuesta del consumidor, sus necesidades y gustos al contar con un espacio de experiencias alrededor del chocolate.

Mars, entre otras marcas de chocolates, tiene Snickers, Milky Way, M&M’s y Twix, y todas sus marcas de dulces y chocolates logran que tenga una participación en el mercado de confitería del25 por ciento.

Cabe destacar que a la fecha, Turín vende al año en México cerca de 80 millones de conejitos. Sin duda números para saltar de gusto.

Diltex apuesta por la nube

En el camino a la transformación digital no se quiere quedar atrás la firma mexicana Diltex Brands, de David Romano, director general, que eligió la tecnología de IBM Cloud para mejorar la experiencia de compra de sus clientes en México, el resto de América Latina y el mercado hispano de Estados Unidos.

Y es que tras aumentar las ventas de su comercio electrónico ocho veces en los últimos tres años, la compañía textil dueña de las marcas Ilusión y Fiorentina y socios de Vanity Fair Brands decidieron adoptar una nube híbrida que les permitirá escalar su infraestructura tecnológica y cubrir la creciente demanda del mercado.

La tendencia del comercio electrónico apunta a que alcanzará un volumen de mercado de casi 27 millones de dólares para 2025 en México, con un crecimiento a tasa anual de 3.7 por ciento, por lo que la asociación con IBM, de Eduardo Gutierrez, presidente y director general, resulta oportuna para enfrentar el desafío digital.

Esta tecnología ha permitido que Diltex Brands centralice sus inventarios y optimice sus centros de distribución para garantizar la disponibilidad de sus productos tanto en las tiendas físicas como en línea. Como resultado, la firma registró un alza en sus operaciones y transacciones digitales de dos dígitos en las ventas en lo que va de este año.

COLUMNAS ANTERIORES

Fitzer va por 10 mdd en ronda de capital serie A
Ricardo Salinas levanta la mano en la venta de Banamex

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.