De Jefes

Cargamos ya tiene a los grandes retailers y ahora va por las Pymes

Con sus hubs urbanos, la plataforma de logística ha logrado realizar entregas que van desde los 15 minutos hasta máximo 11 horas.

Cargamos –la plataforma de logística que recibió 4 millones de dólares de inversionistas como Mountain Nazca y FEMSA Ventures– tiene como clientes a firmas como Jüsto, Converse, Soriana, Mercado Libre, Walmart, Liverpool y Elektra, pero este año su meta es llegar a los pequeños comercios con precios competitivos.

“Nos cayó muy bien el e-commerce en el 2020 y ya tenemos muchos clientes grandes y también pequeños y nuestro diferenciador es que activamos el comercio y las entregas rápidas, esto significa que tenemos bodegas a tres millas (casi 5 kilómetros) del consumidor final, en los estacionamientos y espacios que ya no tenían mucho uso y contamos con más de 10 mil conductores activos y tenemos varias alianzas estratégicas”, dijo Víctor Herrera, CFO de Cargamos.

La intención de Cargamos este año es alcanzar los 250 hubs urbanos de distribución firmados y en construcción, además de prácticamente duplicar su número de empleados.

“Para nosotros esos espacios son muy relevantes, hemos firmados varios acuerdos con diferentes grupos de centros comerciales y malls que quieren expandir sus espacios de e-commerce, también los grupos hoteleros, que cuentan con espacios que nos pueden servir porque son centros transitorios, no de almacenamiento, eso nos da flexibilidad”, resaltó el directivo.

Actualmente, la firma que encabeza Iván Ariza cuenta con 130 hubs urbanos de distribución, además de 100 empleados y tiene presencia en 15 ciudades del país entre las que destacan CDMX y Monterrey.

Con sus hubs urbanos Cargamos ha logrado realizar entregas que van desde los 15 minutos hasta máximo 11 horas, gracias al uso de tecnología como el machine learning y la inteligencia artificial para encontrar más y mejores rutas de entrega.

Combinación de Fibra Plus y Fibra HD potenciará su valor

El próximo 21 de junio se llevará a cabo la asamblea de tenedores de Fibra Plus para poner a consideración de sus tenedores la aprobación de los términos y condiciones de su combinación con Fibra HD, una operación que quedaría sujeta a la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Fibra Plus, que preside Gustavo Tomé Velázquez, busca combinar el negocio con Fibra HD para potenciar el valor de ambos fideicomisos, con lo que ambos vehículos se beneficiarían al integrar sus fortalezas, capacidades y experiencia.

Se espera que con esta unión las Fibras tengan acceso a otras operaciones por tamaño y capacidad para competir por mejores oportunidades.

Nos adelantan que, de concretarse la combinación, el factor de intercambio sería de 2.67 certificados de Fibra HD por cada certificado de Fibra Plus.

Tomando esto como base y asumiendo la adquisición de la totalidad de los certificados conforme a la oferta, la participación de los tenedores de Fibra HD representaría aproximadamente el 31.2 por ciento de la totalidad de los CBFI’s en circulación del vehículo combinado de Fibra Plus.

Fibra HD tiene 41 propiedades y un capital contable de 3 mil 172.2 millones de pesos. En tanto, Fibra Plus tiene 16 proyectos y un capital contable de 6 mil 906.5 millones de pesos. Mucha fibra, pues.

Ultra, categoría con espuma para Heineken

Heineken, que en México dirige Etienne Strijp, reportó un alza del 40 por ciento en la venta de su cerveza Amstel Ultra en el último año, impulsada por esa demanda apostaron por crecer la categoría al integrar su Dos Equis Ultra.

Nos cuentan que la nueva marca no requirió inversión alguna porque se le hizo espacio para que se fabricará en las plantas de Toluca y Meoqui.

Aunque por el momento la distribución y venta de Dos Equis Ultra será únicamente para el mercado mexicano, no se descarta probar algún mercado extranjero.

COLUMNAS ANTERIORES

Six Flags sufre falta de personal
Viene alza de precios para Bimbo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.