Confidencial

‘Luz verde’ en Morena para los debates… pero contra Xóchitl

Para calmar los ánimos de Marcelo Ebrard, el líder nacional de Morena, Mario Delgado, dio ayer ‘luz verde’ al excanciller para ir a debatir… pero con Xóchitl Gálvez.

Para calmar los ánimos de Marcelo Ebrard, el líder nacional de Morena, Mario Delgado, dio ayer “luz verde” al excanciller para ir a debatir… pero con Xóchitl Gálvez. “Está muy claro el acuerdo del Consejo Nacional de Morena, no habrá debates entre nuestros aspirantes”, recalcó. Pero aclaró: “Con otros no están prohibidos, no podemos prohibir; si cada quien como aspirante decide debatir con quien quiera, están en su derecho”. Con esto Ebrard tiene la puerta abierta para ir a debatir con la senadora panista… si ella acepta, claro. Y ya le dijo que nomás que sea candidato.

Retuit equivocado…

Es muy probable que para estas alturas Claudia Sheinbaum ya haya despedido a su community manager, luego de que retuiteó un artículo de Los Angeles Times, en el que lejos de elogiarla, se enfoca a resaltar los aspectos negativos de la exjefa de Gobierno, como su falta de carisma. A menos que el tuit lo haya posteado ella misma y le apueste a que la gente sólo lea el encabezado, fue todo un oso.

Noroña y los votos de Brooklyn

El acuerdo de Morena para los recorridos por el país en busca de la “coordinación de los comités de defensa de la cuarta transformación” establece que los aspirantes deben privilegiar el contacto con la gente, la cercanía con el pueblo para escuchar sus demandas. Por eso una de las corcholatas invitadas, el petista Gerardo Fernández Noroña, decidió recorrer las calles… pero de Nueva York. Ayer muy orgulloso presumió sus fotos “en Brooklyn. Afuera del centro de detención dónde (sic) se encuentra recluido Genaro García Luna”. Seguro allá conseguirá los votos necesarios para hacerse con la candidatura presidencial. Y si no, por lo menos el paseo está bueno.

Mensaje para Encinas de padres de los 43

Emiliano Navarrete, padre del normalista desaparecido José Ángel Navarrete González, llamó al subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, a que deje de publicar informes sobre la desaparición de los 43 sin tener la aprobación de todos los integrantes de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia, como lo hizo con el documento que desacreditó el GIEI a finales del año pasado. “Del anterior informe, a nosotros como parte de la Covaj, no se nos informó. Por eso decimos que si el señor Encinas presenta otro informe, nos lo tiene que mostrar y, si estamos de acuerdo, le damos autorización. Y si no, que no mencione a la Covaj, lo va a tener que presentar a título personal”, sentenció.

Persisten sospechas sobre la encuesta guinda

“Si la encuesta se hace bien, si la encuesta no se manipula, si la encuesta no tiene dados cargados, les vamos a dar la sorpresa”, anunció el senador con licencia y aspirante a la candidatura presidencial de Morena, Ricardo Monreal. Lo raro no es que un político diga que va a ganar, lo extraño es que hasta los propios participantes en el proceso pongan en tela de juicio la manera en la que se va a elegir al abanderado guinda.

¿División de poderes?

De cara al arranque del periodo ordinario de sesiones que inicia el 1 de septiembre, el presidente de la Jucopo del Senado y líder de la bancada de Morena, Eduardo Ramírez, sostuvo una reunión con la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, con el objetivo de “revisar” temas de la agenda legislativa y “fortalecer la coordinación institucional” entre la Cámara alta y el gobierno federal. No obstante, a diferencia de sus respectivos antecesores, Ricardo Monreal y Adán Augusto López, respectivamente, quienes se reunían en las instalaciones del Senado, Ramírez y Alcalde lo hicieron en el Palacio de Cobián. ¿O sea que la agenda legislativa de la mayoría de Morena se redacta y se pacta desde la Secretaría de Gobernación? Sólo es pregunta.

COLUMNAS ANTERIORES

PAN, de lejitos con ‘Alito’
‘Patear’ la reforma de la jornada laboral

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.