Confidencial

Mañanera trilateral

Sin importarle ajustarse a los tiempos, el mandatario mexicano se extendió a su antojo en el uso de la palabra, señala Confidencial.

Vaya que el presidente López Obrador se desquitó de que ayer no tuvo conferencia mañanera. Sin importarle ajustarse a los tiempos, el mandatario mexicano se extendió a su antojo en el uso de la palabra. No escatimó en su retahíla de mantras y en presumir sus programas de gobierno. Lo mismo que en la mañanera, pues, pero ante una audiencia de primer nivel, no sólo por la presencia de altos funcionarios de Estados Unidos y Canadá, sino de la prensa extranjera. Que si las pensiones de bienestar, que si Jóvenes Construyendo el Futuro, que si Sembrando Vida… Vamos, hasta el lujo se dio de recetarle a Biden, Trudeau y al respetable, fragmentos poéticos de Carlos Pellicer. Al menos al final admitió que abusó del tiempo, desatando algunas risas de los presentes.

Las ventajas de tener un avión

Ciertamente tiene sus ventajas tener tu propio avión. A pesar de que el regreso del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, estaba planeado para las 17:25, fue imposible que llegara, ya que a esa hora seguía presente en el mensaje a medios en Palacio Nacional. Tan largo se hizo para el estadounidense el mensaje de López Obrador, que al final dijo que habían quedado respuestas pendientes de su parte, pero luego las daría. Pero eso sí, Biden no tiene problemas con despegar más tarde, con el Air Force One no hay nada de “pues no llegué por perder el vuelo”.

Fue too much de Santa Lucía

Por cierto, a pesar de haber llegado al AIFA para cumplir la petición de AMLO, el presidente Joe Biden prefirió regresar a Estados Unidos desde el AICM. Total, la foto en el Felipe Ángeles ya estaba tomada y el recorrido ya estaba hecho. Según el presidente López Obrador, al mandatario estadounidense le pareció que la terminal aérea estaba muy bien, aunque el haber escogido no regresar a Santa Lucía no parece ir en ese sentido.

Joaquín, contento y a sus anchas

Al que se le vio más que alegre estrenando su cargo de embajador de México en Canadá es a Carlos Joaquín González. El flamante diplomático de la 4T estuvo muy sonriente platicando con funcionarios del gobierno de Justin Trudeau. Hasta una foto pidió que le tomaran con algunos de ellos. Pero no crea que corrió a presumirlas en sus redes sociales, pues éstas ni siquiera han sido actualizadas… sigue apareciendo como gobernador (panista) de Quintana Roo.

Matando el tiempo

Fue casi una hora la que se habrá prolongado la reunión ya únicamente de los tres mandatarios de Norteamérica. Y es que el mensaje a medios tras la cumbre estaba previsto para las 15:30, pero fue comenzando hasta las 17:00 horas. Sin embargo, alrededor de las 16:00 comenzaron a bajar por las escalinatas hacia el Patio Central de Palacio Nacional los miembros del gabinete de AMLO. El primero en descender fue el general secretario de la Defensa, Cresencio Sandoval. Luego, poco a poco, llegaron al patio los demás integrantes, así como los funcionarios estadounidenses y canadienses. Así, esperando a los gobernantes que se habrían quedado a solas, los miembros de sus respectivos equipos tuvieron que ponerse a matar el tiempo con salutaciones, conversaciones improvisadas y una que otra risa.

Homenaje discreto

Nos precisan, desde el Ejército mexicano, que el general secretario Luis Cresencio Sandoval sí estuvo presente en los homenajes que se rindieron a los soldados caídos durante el operativo en el que se capturó a Ovidio Guzmán. Sin embargo, se realizó de manera muy discreta, como ha estado sucediendo desde hace ya más de una década, para no comprometer a las familias de los soldados que intervinieron en los hechos y lamentablemente fallecieron. Valga la aclaración.

COLUMNAS ANTERIORES

Confianza tricolor en el INE
¿Extinción?... por reforma al Poder Judicial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.