Confidencial

Cobijan a Del Río Virgen en el Senado

Su liberación tras seis meses de encarcelamiento en Veracruz, fue con sabor a victoria ante lo que se ha venido denunciando: el uso faccioso del poder, señala Confidencial.

Jornada intensa la que tuvo José Manuel del Río Virgen en su primer día de regreso al Senado. Además de la cálida recepción en la Junta de Coordinación Política de la que es secretario técnico, sus compañeros de oficina y trabajadores sindicalizados le organizaron una cordial bienvenida. El político correspondió a las muestras de afecto y cuando alguien entre bromas le preguntó si era cierto que lo había mantenido secuestrado el gobernador Cuitláhuac García, respondió sin perder el sentido del humor: “No sólo lo digo yo, lo dice todo el mundo”. Cobijado por senadores de todas las bancadas, la reincorporación de Del Río Virgen a sus actividades en la Cámara alta, así como su liberación tras seis meses de encarcelamiento en Veracruz, fue con sabor a victoria ante lo que se ha venido denunciando: el uso faccioso del poder.

Las corcholatas y la ley

Ayer de nueva cuenta Ricardo Monreal fue excluido de la lista de ‘suspirantes’ por el propio líder de su partido, Mario Delgado. En contraparte, el senador mandó un mensaje al “club de los elegidos, por no llamarles club de las corcholatas”: “Tengan mucho cuidado con la ley”. El coordinador morenista dio a entender que él no participará en actos anticipados de campaña, pues “se vería mal que un constructor de la ley despreciara la ley”. Y de paso le dio un raspón a Marcelo Ebrard: “Si a él ya lo destaparon cinco veces (como presumió el canciller), a mí me gustaría que fuera el pueblo quien lo hiciera… a mí”.

Y coincidir…

El presidente López Obrador y el consejero Ciro Murayama por fin tuvieron otra coincidencia: la elección en Colombia. Al igual que el mandatario, el funcionario del INE –quien acudió como observador– calificó el proceso como “un profundo cambio”, aunque matizó que no se trata de una revolución sino simplemente del “sufragio legal, libre y secreto”. La última vez que ambos coincidieron fue en la revocación de mandato, pues el consejero expresó que en efecto él no quería que el Ejecutivo se fuera, pero no por aprobar su gobierno sino porque debe respetar que fue electo para seis años.

En Morena, la ley de Herodes…

Muy claro dejó Mario Delgado a dirigentes estatales de Morena: en el proceso interno que viene “no se renueva el Comité Ejecutivo Nacional, la presidencia y la Secretaría General. ¿Por qué no se renuevan? Porque fueron renovadas en noviembre de 2020 y tiene una vigencia de vencimiento hasta agosto de 2023″. Y les lanzó la sentencia de la ley de Herodes: “Aunque quisiéramos, no nos podemos cambiar, así que, pues ni modo, se amuelan, nos vamos a quedar, nos van a tener que aguantar otro ratito hasta agosto de 2023″.

Gutiérrez Luna, con la mira en el 24

No sólo los presidenciables morenistas andan sueltos y libres por el país en campaña. También el diputado federal guinda Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la Cámara de baja, abrió ya sus cartas. “Voy por un López por otro López. Yo voy con Adán López para el relevo del presidente López Obrador…”. Y además se lanzó al ruedo y despejó que “estamos trabajando ya” para su candidatura al gobierno de Veracruz. De entrada ofreció su “total apoyo al gobierno” de Cuitláhuac García y aseguró que “yo creo que no” son una piedra en el zapato los yerros del mandatario veracruzano morenista.

1 de julio, de nuevo contra Lorenzo

La dirigencia nacional de Morena anticipó que a partir del 1 de julio iniciará una nueva etapa en su campaña contra el INE y su presidente, Lorenzo Córdova. Anunció que, además de la celebración de los cuatro años “del triunfo electoral de nuestro movimiento”, se iniciarán las asambleas estatales y distritales del partido y “arrancarán las asambleas informativas de la reforma electoral”. El objetivo, terminar con el actual INE y dar pie a la reforma que propuso el presidente López Obrador, anticipó.

COLUMNAS ANTERIORES

Se discriminan entre trans en San Lázaro
Toma Delfina la delantera

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.