Confidencial

Aliados, como ‘ojos de hormiga’

Los dirigentes nacionales del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, de plano llevan dos días que se han hecho ‘ojos de hormiga’ frente a los audios que balconearon a su aliado, señala Confidencial.

Los dirigentes nacionales del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, de plano llevan dos días que se han hecho “ojos de hormiga” frente a los audios que balconearon a su aliado del PRI, Alito Moreno Cárdenas. Ambos han optado por “a otra cosa mariposa”. Zambrano ha hecho mutis y se metió mejor a la pelea por el presunto “desmantelamiento” del órgano electoral de la capital, el IECDMX, y a reclamar la inseguridad en Veracruz, por el asesinato del director del DIF en Acayucan, donde gobiernan. Y Cortés ha brillado por su silencio total.

A ver si la FGR le ‘compra’ a Ovalle su amnesia

Quien aplicó el camino fácil del “no me acuerdo” fue Ignacio Ovalle Fernández al comparecer ante la FGR en una investigación por presuntos actos de corrupción en Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), institución que dirigió hasta el 19 de abril. El exfuncionario aseguró que no recordaba haber visto el documento con su firma que se usó para invertir ilegalmente 100 millones de pesos del erario en certificados bursátiles. Y fue más allá, dijo que la firma no la reconocía porque se veía borrosa. Vaya vaya… Falta ver si la FGR le ‘comprará’ su amnesia.

Jiménez Pons, en la mira

De por sí ya lo trae entre ceja y ceja por el lío que le representó el tramo 5 del Tren Maya, y luego por hablar de un decreto que nunca existió para obligar a las aerolíneas a volar en el AIFA. Ahora el presidente López Obrador suma una más contra Rogelio Jiménez Pons, subsecretario de Comunicaciones y Transportes, pues al parecer ni se enteró o se hizo de la vista gorda, cuando estuvo en Fonatur, respecto de que un delegado rentó una casa presidencial de descanso a particulares, cuando él como titular del Ejecutivo ni siquiera las usa.

Sheinbaum y el IECM

La jefa de Gobierno reconoció que en su administración respalda la reforma para debilitar al Instituto Electoral capitalino. “Nosotros estamos de acuerdo con la propuesta… es más, nosotros la enviamos –la propuesta–… o no sé si la envió un diputado, ya no… Pero estamos totalmente de acuerdo”, dijo Claudia Sheinbaum. ¿No será que, como señalaron los panistas en el Congreso local, desde el Palacio del Ayuntamiento están conscientes de que la única manera de ganar la elección en la capital es mermando al órgano electoral?

Denuncian ante OEA narcoelección en Tamaulipas

Los senadores del PAN, Kenia López Rabadán; del grupo plural, Emilio Álvarez Icaza, y del PRD, Antonio García Conejo, ayer se reunieron en Washington con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para denunciar la narcoelección de Tamaulipas, donde –dicen– la campaña de Morena ha sido financiada por criminales. Solicitaron emitir, en el momento oportuno, una resolución o recomendación. ¿Será que Almagro se expondrá a que AMLO lo mande “al carajo”?

¿Persecución o justicia?

Y hablando de Tamaulipas, apenas el miércoles estuvo el góber Francisco García Cabeza de Vaca en el Senado y aseguró que era falso que existiera persecución contra morenistas y que no había ni una sola orden de aprehensión... Bueno, pues ayer se dio a conocer la orden de aprehensión que se giró contra el alcalde con licencia de Reynosa, Carlos Peña Ortiz, Makito. Sí, el hijo de la exalcaldesa panista Maki Ortiz, y el mismo que hace unos días cerró filas con el candidato de Morena, Américo Villarreal, y refrendó su apoyo a la 4T.

Aguas con los médicos patito

Y hablando de la FGR, el miércoles fueron detenidos los médicos Enrique Wolpert y Cuauhtémoc Márquez, señalados de presuntamente emitir ilegalmente más de 300 certificados en una especialidad de la medicina estética no reconocida en México. Aunque salieron libres ayer, sigue la investigación contra ellos y otros galenos acusados de actuar de la misma manera. De confirmarse todo, se estaría frente a un caso que podría derivar en un escándalo de proporciones mayores.

COLUMNAS ANTERIORES

El silencio y el cabildeo de Alito
Alfaro y las ‘calenturas personales’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.