Confidencial

Del fuego a las cenizas priistas

Rubén Moreira evitó hacer comentarios sobre lo dicho por su hermano, Humberto Moreira, para ‘no seguirle el juego’, señala Confidencial.

De plano, Rubén Moreira prefirió ayer el silencio total a “exponer” a la candidata al gobierno de Hidalgo, Carolina Viggiano, su esposa. Evitó hacer comentarios sobre lo dicho por su hermano, Humberto Moreira, para “no seguirle el juego”, porque –justificaron sus asesores en San Lázaro– “del fuego en familia, cenizas quedan”. Por eso, no aceptaron entrevistas ayer con el diputado, coordinador y presidente de la Jucopo en el Palacio Legislativo.

¿Exceso de confianza?

Jesús Zambrano aceptó y reveló ayer que “sí, es cierto, no tenemos por qué mentir ni decir cosas que no son. Íbamos abajo en las encuestas, ¡pero ya crecimos!”. Desde la sierra hidalguense, acompañando a la candidata priista de Va por México, Carolina Viggiano, estimó que “estamos en un empate técnico; dijeron que nos iban aplastar dos a uno, pero no será así, vamos a rebasar”. Lo demás, dijo el veterano dirigente perredista, “son sólo parte de la campaña sucia. ¡Ya veremos de qué lado los mariachis callan!”.

Elenita, contra desapariciones y feminicidios

¿Cuál habrá sido la cara del Presidente al enterarse de lo que su querida Elenita señaló durante el homenaje en Bellas Artes por sus 90 años. “Lo que yo sí espero de mi gobierno es la protección de las mujeres, sobre todo que ya no desaparezca la gente”. Así de contundente la frase, que no vino de una de las madres buscadoras ni de una activista feminista, salió de la voz de la escritora Elena Poniatowska, por quien López Obrador ha expresado afecto en más de una ocasión. Hablar de feminicidios “es importantísimo”, dijo. Y a pregunta expresa sobre si ha fallado el Estado, la homenajeada consideró que “no se ha visto que apoye o que se preocupe”.

Falla soplón contra administración de MAM

En la fiscalía capitalina hay desilusión luego de que Miguel Ángel Vázquez (el Lozoya de la justicia capitalina) no sirvió como “soplón” o delator de sus excompañeros del gabinete de Miguel Ángel Mancera en la CDMX. Y es que la información que aportó al MP, como aspirante a testigo colaborador, no fue esencial, eficaz ni suficiente para convertirse en prueba y sustentar un desvío de más de mil millones de pesos de las arcas capitalinas. Para lo único que sirvió su información fue para estar ocho meses en prisión domiciliaria, pero ayer regresó nuevamente al Reclusorio Norte.

Y dicen que ya no es como antes

Cuando el Presidente, con el argumento de que “no vamos a estar bolseando a la gente”, dio marcha atrás a la Norma Oficial Mexicana 236, que prevé la revisión de automóviles con más de cuatro años de antigüedad, no sólo descalificó a su secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, sino que apoyó al subsecretario de Seguridad Ciudadana, Ricardo Mejía. Y es que en realidad la verificación afectaría a la regularización de autos chocolate, programa a cargo de Mejía, porque esa NOM atajaría la introducción de ese tipo de autos. Pónganse de acuerdo.

Se simplifica el reto

Entre líneas, el presidente López Obrador consideró que el gobierno de Estados Unidos ya debe dejarse de hipocresías y demostrar que en verdad está en contra del racismo con la Cumbre de las Américas incluyente. Quizás ahora que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ya dijo que no irá, aunque lo inviten, el terreno sea más fácil, al fin que con Cuba y Venezuela ya hay avances.

COLUMNAS ANTERIORES

El silencio y el cabildeo de Alito
Alfaro y las ‘calenturas personales’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.