Confidencial

¿Y el baño de pueblo?

La jefa de Gobierno puso vallas en tooodo el Zócalo y alrededores, y estableció cortes viales porque el Presidente se fue caminando de Palacio Nacional hacia el despacho capitalino, señala Confidencial.

¿A costa de qué Claudia Sheinbaum se ganó expresiones de cariño frente a las cámaras de parte de López Obrador? De complicarle la mañana a los peatones y los comerciantes del Centro Histórico. La jefa de Gobierno puso vallas en tooodo el Zócalo y alrededores, y estableció cortes viales porque el Presidente se fue caminando de Palacio Nacional hacia el despacho capitalino. Los transeúntes pudieron caminar apenas sobre la calle 16 de Septiembre y hacia la Catedral hasta casi las 11:00 horas. Como diría el Ejecutivo, “el que nada debe”… ¿nada teme?

Debate, sin pluralidad

En el Senado, ayer se presentó el Índice del Estado de Derecho en México 2021-2022, que elabora el World Justice Project. Al acto, convocado por el senador Emilio Álvarez Icaza en la Casona de Xicoténcatl, fueron convocados la panista Kenia López Rabadán, el emecista Clemente Castañeda y la priista Beatriz Paredes, así como la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, y el presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal. No obstante, estos dos últimos, que pertenecen a la bancada mayoritaria de Morena, le hicieron el feo a la convocatoria y decidieron mejor no asistir. Sánchez Cordero envió al menos un mensaje videograbado.

El Presidente, ¿mal informado?

No le gustaron nada a la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, la morenista veracruzana Flora Tania Cruz Santos, los comentarios del presidente López Obrador en contra de los estudiantes de Medicina de la UNAM. “Yo considero que en ese tema hay que conocer un poquito más a fondo para que se pueda emitir una opinión. A lo mejor nos dejamos llevar en ocasiones por comentarios externos. Yo sí reconozco el esfuerzo, yo no voy a hacer una apreciación de las palabras del Presidente. Yo, como legisladora, mi papel es centrarme en otros temas, pero yo sí reconozco el esfuerzo que hacen nuestros jóvenes y nuestras jovencitas estudiantes”.

¿Cineastas sí y médicos no?

Y precisamente, hablando del tema, otro recargón a los médicos “neoliberales”: ayer el presidente López Obrador compartió una imagen para dar cuenta de que actrices y directores de cine tienen la idea de proyectar cine en los pueblos más apartados, ahí donde los doctores –según el mandatario– no quieren ir a atender a los enfermos.

Por los rincones

No crean que sólo a Marcelo Ebrard lo excluyeron de la conferencia matutina en la casa de Claudia Sheinbaum. Si bien el canciller estuvo en la reunión de seguridad, se fue a escuchar la mañanera desde el primer piso del Palacio del Ayuntamiento, y hasta se asomó cuando el Presidente estuvo hablando de las corcholatas presidenciables. Quien también fue prácticamente arrumbado fue el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien, a pesar de ser “una eminencia” –como resalta el Presidente– y una persona mayor, su silla quedó arrumbada al final, y hasta Hugo López-Gatell se lo saltó para las exposiciones, pues aunque él ya estaba de pie para dar sus lentos pasos hacia el atril, el subsecretario se agandalló el micrófono.

Coincide Ricardo Monreal en la propuesta de no exclusión

El senador Ricardo Monreal señaló que si es como lo dice el Presidente, que nadie debe sufrir exclusión, el partido en el gobierno debe cuidar su procedimiento interno para la candidatura rumbo a 2024, para que éste sea democrático y libre. El coordinador de la bancada morenista cree que el Ejecutivo federal coincide con él en el sentido de que ninguna persona tiene el derecho de excluir a nadie. En ese orden, sostuvo que él seguirá luchando por lograr una aspiración legítima, porque quién podría impedirle su participación si tiene 25 años luchando al lado del Presidente y que ha estado en la calle promoviendo la institución política de la que busca ser candidato presidencial, aunque no sea del “club de los señalados”.

COLUMNAS ANTERIORES

Lanza Delgado misil a los Moreira
El silencio y el cabildeo de Alito

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.