Confidencial

Las dos caras del PRI con AMLO

Notorio fue ayer el doble discurso entre priistas frente a AMLO, señala Confidencial.

Notorio fue ayer el doble discurso entre priistas frente a AMLO. Otra vez, con suavidad y con la mano tendida, el jefe de la bancada tricolor en San Lázaro, Rubén Moreira, calificó de “un buen esfuerzo” el pacto antiinflación del Presidente con empresarios. “Esperaremos que dé resultados”. El también diputado priista José Yunes fue más allá y ofreció que “tenemos toda la disposición de acompañar todas las medidas que signifiquen mejorar las condiciones del poder adquisitivo de la población”. En contraste, con lenguaje belicoso, el dirigente del partido, Alejandro Moreno, sólo insistió en que el gobierno de Morena “ha sido una tragedia y una desgracia, por su incapacidad para generar certidumbre”.

Asunto de congruencia

La Segob decretó el 17 de julio como el Día Nacional de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos Ambientales. Curiosa iniciativa, justo cuando desde Palacio Nacional se ha hecho todo por menospreciar a los ambientalistas que protestan por los daños al medio ambiente que provocan las megaobras. Peor aún, se ha ignorado a los 58 activistas ecologistas asesinados en lo que va del sexenio. ¿Dónde queda la congruencia?

Decepciona el Inai también a la oposición

La excomisionada del Inai y hoy diputada del PAN, María Elena Pérez-Jaen, admitió que está “decepcionada” del instituto de transparencia. No sólo el Presidente considera que este órgano es un “alcahuete”, ayer la legisladora blanquiazul dijo conocer bien ese instituto, “estuve ahí muchos años” y, “se los digo sinceramente, yo sí estoy decepcionada de lo que el Inai ha dejado de hacer”. Recordó el caso de Carlos Loret, en el que, “en un acto irresponsable”, se dio a conocer información del periodista “que no sabemos si es cierta” y el Inai “tenía que haber actuado ni siquiera con una denuncia de por medio, sino de oficio”, se quejó.

Florencia, en la cuerda floja

Florencia Serranía, exdirectora del Metro, no puede aún cantar victoria sobre su exoneración por la tragedia de la Línea 12. Y es que, aunque en la denuncia principal por el colapso no aparece como imputada, tanto en la fiscalía capitalina como en la FGR están abiertas al menos cinco denuncias penales en su contra por delitos que van desde homicidio y lesiones culposos hasta delincuencia organizada. El tema es saber si las dependencias que encabezan Ernestina Godoy y Alejandro Gertz encuentran elementos para imputarla o mandan los expedientes al archivo, lo cual, hasta donde nos informan, aún no ocurre.

Las “ratotas corruptas”

Con la novedad de que la senadora panista Xóchitl Gálvez presentará, este jueves, una denuncia contra Ignacio Ovalle Fernández por el fraude detectado, por la Auditoría Superior de la Federación, en Seguridad Alimentaria Mexicana, Segalmex, el cual podría alcanzar hasta 10 mil millones de pesos. De acuerdo con la legisladora blanquiazul, el inquilino de Palacio Nacional no puede sólo cambiar de puesto a sus “ratotas corruptas”, como en el caso de Ovalle, quien fue designado por el Ejecutivo como coordinador del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, por lo que debe haber un castigo.

Dos tragedias, distinto tratamiento

Hay comparaciones que resultan incómodas, por no decir lastimosas. Una fue compartida en redes sociales en la que ponen frente a frente los actos de violencia en el estadio Corregidora con el derrumbe de la Línea 12 del Metro. Mientras en el primero no murió nadie, ya hay más de cuarenta detenidos. En el segundo, 26 personas perdieron la vida, pero nadie ha sido imputado. Es más, ni siquiera sirve la línea completa del sistema de transporte colectivo. Lo bueno es que el Presidente había empeñado su palabra en que, para estos momentos, ya estaría funcionando normalmente. Hay veces que los hechos hablan más fuerte que las palabras.

COLUMNAS ANTERIORES

PAN, de lejitos con ‘Alito’
‘Patear’ la reforma de la jornada laboral

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.