Confidencial

Qué pena con las visitas

A ver si le quedan ganas de promover el programa Sembrando Vida ante el mandatario estadounidense, señala Confidencial.

Vaya recepción la que tuvo Ken Salazar, nuevo embajador de Estados Unidos en México, pues ayer le tocó escuchar, en vivo y en directo, la crítica del presidente López Obrador a su jefe, Joe Biden, por el bloqueo económico a Cuba. Aparte del trago amargo, el embajador estuvo bajo el sol, como el resto de los embajadores invitados e integrantes del gobierno federal, por lo que optó por retirase de la fiesta entre latinoamericanos antes de que concluyera el desfile militar. A ver si le quedan ganas de promover el programa Sembrando Vida ante el mandatario estadounidense.

Ni las gracias

Por cierto, que la fiesta de mandatarios latinoamericanos dejó en segundo plano a las Fuerzas Armadas en su día para mostrar todas sus capacidades al país y “al mundo”, como aseveró el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, pues pese a que cada día se preparan para fortalecer sus nuevas capacidades, como la siembra de árboles o la construcción de aeropuertos, acciones resaltadas en carros alegóricos del desfile, no hubo ni un reconocimiento por parte del Presidente.

Comparecencias en el Senado

En el Senado continuarán las comparecencias de secretarios de Estado por el Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Así, el 21 de septiembre será el turno de Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana; el 28 de septiembre, de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, y el 29 de septiembre, de Adán Augusto López, secretario de Gobernación. Ojalá que estos funcionarios sí respondan a las preguntas de los senadores, y no apliquen la estrategia de Javier May, secretario del Bienestar, quien, literalmente, aplicó el “ni los veo ni los oigo”.

Guajardo, blanco de Morena

Hundido en su curul tricolor, discreto y sin decir palabra en más de dos semanas de haber vuelto a San Lázaro, desde donde ascendió al poder el sexenio pasado, fue identificado ya en el pleno por Morena, que le advirtió desde la tribuna que será el “nuevo blanco” de señalamientos de corrupción en el gobierno anterior. “Yo quisiera decirle al diputado Ildefonso Guajardo, no sé si ya está por ahí: sí, tenemos una infraestructura médica muy mala, pero también el enriquecimiento ilícito de muchos funcionarios, inclusive de usted”, le reprochó el morenista hidalguense Navor Rojas. El exfuncionario peñista regio no soportó la alusión y reclamó desde su curul: “Tengo 40 años en el servicio público, tengo un prestigio público que ha sido, hasta hoy, intachable; no dejaré que nadie, ni este gobierno, pase sobre él. Por eso hice frente públicamente a las acusaciones y tengo los elementos para demostrar que lo que está establecido es totalmente falso”. A ver si alguien lo refuta.

No aflojan la dieta en San Lázaro

Se planteó ya en tres ocasiones, pero el grueso de los diputados sigue haciendo como que la virgen le habla. La propuesta de que donen un mes de su dieta, su salario de septiembre, para apoyar a los afectados por inundaciones en Tula, Ecatepec y otras regiones del país, nomás no cuaja ni avanza en San Lázaro. Tiene ya más de una semana que se hizo la propuesta por algunos legisladores y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez, de Morena, apenas ha dicho que “es buena idea” y que se va a plantear. “Podemos dejar de lado diferencias y opiniones para ayudar a los afectados por fenómenos meteorológicos y fuertes lluvias en los estados del centro y del golfo de México”, admitió. Por lo menos se logró el compromiso de los diputados de recolectar 61 toneladas de víveres. Nada más.

A la mitad del camino... ¿y los 43?

Estamos a la mitad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la promesa de justicia que hizo, a su llegada a la Presidencia, para el caso Ayotzinapa no se ve muy clara. El 26 y 27 de septiembre próximo se cumple el séptimo aniversario de la masacre de 43 normalistas en Iguala, Guerrero, pero la investigación presenta poco avance… vaya, ni siquiera se ha avanzado para detener a Tomás Zerón, autor de la “verdad histórica”, tan cuestionada por la 4T, la cual, por cierto, no se ha desvirtuado de manera contundente. Además, lo principal sigue en el limbo, ¿dónde están los restos de los 43 normalistas?

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Se enfría el PRIMor
La suerte está echada para Robles

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.