Confidencial

Prepara PAN “metralla” a Ramírez de la O

Le harán saber que “de nada le servirán sus títulos, sus reconocimientos y su prestigio si el presidente López Obrador persiste en el empeño de orientar el gasto público hacia las obras faraónicas, señala Confidencial.

Nos anticipan que la bancada azul en San Lázaro prepara “una buena metralla” contra el nuevo titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. Además de su voto en contra de la ratificación de su nombramiento en el pleno, mañana le harán saber –dicen– que “de nada le servirán sus títulos, sus reconocimientos y su prestigio si el presidente López Obrador persiste en el empeño de orientar el gasto público hacia las obras faraónicas”. Y por si no fuera suficiente –adelantan– le dirán que “no ha tenido ningún cargo público ni experiencia en materia contable, financiera o presupuestal gubernamental”. No será fácil, aseguran.

Regodeo de un aludido

El que ayer se congratuló con la escasa participación en la consulta popular organizada por el INE fue Vicente Fox. El expresidente panista celebró: “Día histórico. La más baja votación de todos los tiempos!!” No sorprende, pues durante los días recientes se la pasó deslegitimando este ejercicio. Lo que sí sorprende es que haya logrado escribir sin faltas de ortografía, bueeeno, si no somos tan estrictos.

De perversiones políticas

Contrario al activismo de Fox, el que prefirió guardar silencio respecto de la consulta fue el otro expresidente panista, Felipe Calderón. Si bien no fijó postura personalmente, sí retuiteó un mensaje que posteó el Jefe Diego Fernández de Cevallos. El excandidato presidencial descalificó la consulta al considerarla “una perversión política del más alto nivel”. E hizo un exhorto: “La mejor forma de protestar contra este despilfarro de 500 millones de pesos es no acudir a ella. ¡Es ilegal, antidemocrática y algo idiota!”.

¿Resbalón o estrategia?

Al que ya comienzan a no creer que en realidad cometa tantas pifias sin querer, y surge la duda de que sea a propósito sólo para ganar notoriedad, es al aún diputado morenista Sergio Mayer. Ayer el también actor escribió en su Twitter: “Felicidades Aremi Fuentes, gana bronce para México en los Juegos Olímpicos en alterofilia”. Luego del evidente “horror” ortográfico y de una tunda en las redes, el legislador se limitó a señalar “Muchas gracias a todos por la corrección. Aprecio sus comentarios”.

Termina ciclo de Alcocer en Segob

Ya había anticipado el Presidente que vendrían cambios en el gabinete. Jorge Alcocer, coordinador de asesores de la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, concluyó ayer sus tareas en el Palacio de Bucareli. “Cerramos un ciclo”, dijo la secretaria, y agradeció “la colaboración y el compromiso” del funcionario, de quien reconoció “su trayectoria y su trabajo”. “Vienen nuevos retos en Gobernación rumbo a la segunda mitad del sexenio”, precisó. Alcocer expresó también su “reconocimiento y respeto” y aseguró que “ha sido un honor trabajar al lado de la primera secretaria de Gobernación del gobierno de México”.

Desafueros, Morena vs. Morena

Duro se lanzó ayer, otra vez, el jefe de la bancada de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier, contra… ¿Morena? Tal vez para que lo escuchara él mismo, Ricardo Monreal o ¿quiénes?, ¿el PT de la 4T?.. Reprochó que “me evoca el cuento de Borges de La Busca de Averroes la actitud de los que se oponen a los desafueros, que no saben descifrar impunidad e inmunidad, porque llevan 30 años defendiendo su mundo, su destino, su fatalidad: la corrupción”. Aunque luego afinó y apuntó el dardo: “Luego entonces, la corrupción es el ‘Averroes’ de la oposición”, acusó.

¿No que querían difusión?

Pese a que tanto ha criticado la 4T que no se dio difusión de la consulta popular, el Canal Once, medio público de alcance nacional, se dio el lujo de cancelarle una entrevista, relativa al ejercicio, al consejero presidente, Lorenzo Córdova, quien no escatimó ayer en dar ese raspón al canal del IPN de forma pública.

COLUMNAS ANTERIORES

Qué pena con las visitas
Se van de ‘puente’ en San Lázaro

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.