Confidencial

Monrealiña

Aun sin ser jugador titular de la Comisión Permanente y después de varias faltas hacia su persona, Ricardo Monreal anotó triplete al sacar los tres temas de interés público, señala Confidencial.

Aun sin ser jugador titular de la Comisión Permanente y después de varias faltas hacia su persona, Ricardo Monreal anotó triplete al sacar los tres temas de interés público; la primera anotación se dio con la aprobación de la ampliación de los plazos establecidos en la reforma en outsourcing, los cuales ayudarán a conservar por lo menos 4 millones de empleos, además de anotar con certeza jurídica en el combate a la corrupción al incluir la ratificación de Roberto Salcedo Aquino, secretario de la Función Pública, y de Rogelio Ramírez de la O, para cumplir sus funciones como secretario de Hacienda y Crédito Público. El refuerzo en la cancha por parte de Monreal llegó después de que el martes pasado los diputados compañeros de equipo no pudieron concretar la victoria del extraordinario. Buena jugada.

La chamba de Luz Elena

Vaya trabajo que está haciendo la secretaria de Finanzas del Gobierno de la CDMX, Luz Elena González. Se ha estado reuniendo con los más diversos sectores del empresariado para aterrizar el programa de reactivación económica de la capital y garantizar que éste no quede en una colección de buenos deseos. Hay un énfasis especial en la industria de la construcción, que es clave en el dinamismo económico de la capital. Pero, también, la propuesta capitalina incluye renovar permisos en diversos sectores para evitar que la carga regulatoria frene la inversión. Veremos el resultado, pero por lo pronto se ve un interés real de que el sector privado encuentre condiciones adecuadas para invertir.

Sobre advertencia…

Parece que el Presidente aplicó una de las frases que inmortalizaran a Paquita la del Barrio, aquella de “¿Me estás oyendo, inútil?”. Y es que mandó un recordatorio a los integrantes de su gabinete que libraron la primera guillotina y, al recordar la reflexión del Tata Lázaro Cárdenas, señaló que difícilmente hay quienes, después de tres años, trabajan como el primer día. “Veré el ritmo de hoy a septiembre”, advirtió. No sea que se vayan a cansar, y si no pregúntenle a Irma Eréndira Sandoval, a quien “fueron” de la Secretaría de la Función Pública.

Rabieta solidaria

Y ya que en los últimos días se habla del apoyo natural de las esposas de los políticos, Margarita Zavala no escatimó en despotricar contra la consulta popular, un ejercicio que calificó de “farsa de populistas”, que violenta la presunción de inocencia. La expanista y ahora próxima diputada del PAN criticó que el INE no haga nada por sancionar los carteles donde aparece su esposo, el expresidente Felipe Calderón, como parte de los que se quiere “enjuiciar”.

Más largas a Ramírez de la O

Aunque se logró acordar ya un periodo extraordinario de sesiones en el Poder Legislativo, que se instala este viernes, resulta que el nuevo titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, tendrá que esperar hasta el martes para la ratificación de su nombramiento presidencial. El 3 de agosto será citado a comparecer ante la Comisión de Hacienda, por la mañana, y en la tarde sesionará el pleno para el acto protocolario de la toma de protesta para ejercer el cargo, a 18 días de que ocupa ya las oficinas de Palacio Nacional.

Caso Cabeza de Vaca… unas por otras

La legisladora tamaulipeca Lupita Covarrubias consiguió esta semana que la Cámara alta presentara ante la Corte dos solicitudes en torno del caso Cabeza de Vaca. La primera, una medida cautelar que pedía la suspensión de la ley local que blinda al góber, fue rechazada. Sin embargo, la segunda petición, que sí fue admitida por la SCJN, es la que podría poner a sudar al panista. Se trata de una controversia constitucional cuya resolución podría anular definitivamente la ley que protege al mandatario Francisco García, lo que obligaría al Congreso estatal a legislar conforme a la Carta Magna. Veremos.

COLUMNAS ANTERIORES

Qué pena con las visitas
Se van de ‘puente’ en San Lázaro

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.