Confidencial

Piratear diferente…

Morena tomó la emblemática imagen de la manzana mordida, lo editó para incrustar el rostro de Andrés Manuel López Obrador y los subió a las redes, comenta Confidencial.

No, no es un tuit fake. No, tampoco hackearon la cuenta. Fue real, Morena tomó la emblemática imagen de la manzana mordida, de la firma de computadoras Apple –con todo y el eslogan publicitario de “Think Different”–; lo editó para incrustar el rostro de Andrés Manuel López Obrador, y lo subió a las redes. La imagen pirateada e intervenida fue acompañada por un mensaje en la cuenta oficial del partido guinda: “El cambio verdadero comienza cuando nos atrevemos a pensar en soluciones diferentes”. Luego de un alud de críticas, bajaron el post… Pero a ver si aun así no les llega una demanda por derechos de autor.

Que encuentren resignación

Y los que no se resignan tras su intentona fallida de tener su partido político son los Calderón. Ayer el expresidente Felipe Calderón posteó en Twitter un mensaje de felicitación a su esposa, Margarita Zavala, por su cumpleaños. Obvio nada tan meloso como el que le puso Tania Ruiz a su novio Enrique Peña, sino más bien sobrio, como acostumbra el michoacano. Pero, más allá de su sentir –cosa muy de ellos–, lo cierto es que aún no superan el trago amargo de la negativa de registro a su agrupación política, pues la imagen de la flamante diputada federal panista electa tiene detrás el logo de… México Libre.

La trascendencia de la consulta

A contrapelo del discurso de la 4T, de que la consulta popular del 1 de agosto es “para enjuiciar a expresidentes” –sin importarles que la Corte haya modificado la redacción de la pregunta–, el titular de la UIF precisa que “muchos de los delitos que hubieran cometido los expresidentes se encuentran prescritos”. En ese sentido –en consonancia con lo explicado por el ministro Arturo Zaldívar–, Santiago Nieto apunta que “la consulta busca esclarecer los hechos del pasado. Un mandato claro para una ‘Comisión de la verdad’ en temas de corrupción en México”. Ah, pero no, en Palacio Nacional piensan que reditúa más seguir manejando el discurso de “juicio a expresidentes”.

Les urge conocer estrategia de Ramírez de la O

En Morena admitieron ayer que “el horno no está para bollos” y que la economía “requiere certidumbre”. Lo anterior, en referencia a la “incertidumbre” en que han colocado la operación legal del titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. Por eso pidieron a los altos mandos de su partido en San Lázaro agilizar y asegurar ya su ratificación. “Es conveniente citar al funcionario para conocer cuáles serán los criterios con que se trabajará durante los siguientes años, los retos que se atenderán con el presupuesto federal”, deslizó ayer el secretario de la Comisión de Hacienda, Carol Antonio Altamirano.

Primero lo primero…

Y, aunque para algunos hay temas urgentes y prioridades en el terreno legislativo, para otros primero está, precisamente, la consulta del 1 de agosto que impulsa el Presidente. Tan es así que, aunque van con dificultades los acuerdos para el periodo extraordinario, el líder nacional de Morena y su coordinador en San Lázaro están abocados “al cien por ciento” a la promoción de ese ejercicio. Mario Delgado recorre el país y el diputado Ignacio Mier instruyó ayer a toda “la bancada de Morena a participar activamente en la promoción de la consulta”, porque “es un timbre de orgullo”.

Intercambio de elogios

A pesar de las mofas que generó con la idea de que la transformación se ve en que los baños públicos de las gasolineras ya son gratis, Cuitláhuac García, gobernador en Veracruz, estuvo muy sonriente ayer por el espaldarazo reiterado del presidente López Obrador, quien destacó que ha bajado el número de homicidios dolosos en la entidad y, aunque “claro que hay problemas”, ya no es lo mismo que con los mandatarios “mediocres” de antes. En retribución al halago, el góber morenista lo alabó expresando que lo “queremos mucho” y con loas de “¡Viva el presidente López Obrador!”.

COLUMNAS ANTERIORES

Comisiones, ¡por tómbola!
Apoyos y desaires en el Senado

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.