Confidencial

¿Desinvitan senadores a Harris?

Según Ricardo Monreal, el anuncio de esta visita al Senado generó ‘reacciones mixtas entre colegas parlamentarios’, quienes temen que la situación política opaque el encuentro, señala Confidencial.

El Senado, ¿primero invita y luego desinvita? Resulta que, de acuerdo con el líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, la Cámara alta y la Cancillería analizan cancelar la visita de Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, al recinto legislativo, ante la ausencia de consensos y la polarización derivada del proceso electoral. Según el zacatecano, el anuncio de esta visita al Senado generó “reacciones mixtas entre colegas parlamentarios”, quienes temen que la situación política opaque el encuentro. ¿No será más bien –como algunos piensan– que la señora desechó la invitación? De cualquier manera, la diplomacia no queda nada bien.

Milagro en Palacio

La veda electoral logró lo que nada ni nadie había podido hacer en la conferencia mañanera: que el presidente López Obrador diera respuestas cortas. Mostró dificultad para convertir su pecho en bodega... al menos por cuatro días. A ver cómo le va después con el Tribunal Electoral, luego de que ratificó la decisión del INE de bajarle tres conferencias, pues podría determinar una consecuencia porque no sólo fueron esas, sino 29 en total en las que el organismo administrativo identificó que el mandatario se alejó del principio de neutralidad.

Zanahoria y garrote

En cuestión de minutos, Estados Unidos puede dibujarle y borrarle la sonrisa al Presidente mexicano. Ayer, casi al mismo tiempo se dio el anuncio del envío de un millón de vacunas contra el Covid-19 de una sola aplicación para México, lo que llevó a López Obrador a agradecer el gesto. Pero también el gobierno de Joe Biden ratificó que seguirá financiando a las ONG, como al “adversario conservador” MCCI. Así demostró que la nota diplomática enviada fue enviada directo al triturador de papeles.

Amnesias comunes

Parece que tanto Felipe Calderón como Salomón Chertorivski padecen episodios de amnesia. Quien fuera secretario de Salud en el sexenio calderonista tuiteó el 18 de mayo (cuando aún no aplicaba la veda) un spot de su actual partido que llama a no votar “por los que gobernaron antes ni por los que gobiernan ahora, porque son los mismos (…)”. El martes, el expresidente, convaleciente de Covid y todo, le espetó: “Salomón, tú fuiste de ‘los que gobernaron antes’... ¿sabes cómo se llama esto que haces?”. ¿Y ya se le olvidó al michoacano cuando, al pretender crear su partido México Libre, también iba contra “los que gobernaron antes”?

El petróleo del futuro

El litio, conocido como el “oro blanco” o “petróleo del futuro”, que es empleado en celulares, baterías para coches eléctricos y medicamentos, dará mucho de qué hablar en el Senado a partir del próximo periodo ordinario. Resulta que el morenista Alejandro Armenta presentará una iniciativa, pero no para nacionalizar las reservas con las que cuenta México –como originalmente propuso–, sino para atraer inversión extranjera. Según el poblano, México es el país con el yacimiento más importante y de mayor cantidad de litio en el mundo. Si bien esto hace atractivo a nuestro país para los inversionistas, ¿no sería más importante dar confianza y certidumbre jurídica a los capitales para que se asienten en nuestro país?

El voto damnificado

En la administración de Miguel Ángel Mancera se les acusó de pertenecer a Morena. Hoy se les señala de estar con el PRD y hacer campaña contra el gobierno de Sheinbaum. Lo cierto es que ayer el comisionado de la construcción, César Cravioto, no midió el momento político que se vive en la capital del país y, en plena veda, se lanzó contra los Damnificados Unidos de la Ciudad de México, a quienes acusó, una vez más, de tener intereses políticos. Ellos, en tanto, ya amagan con volver a bloquear Tlalpan, dejando claro que todos los partidos los han traicionado.

COLUMNAS ANTERIORES

Crisis panista
Porfirio, ¿ahora a MC?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.