Colaborador Invitado

El rol de los datos en la toma de decisiones

Contar con los datos más actuales y precisos de nuestras empresas y socios y futuros proveedores, permitirán crear estrategias.

Por Sergio Hernández, presidente y CEO de CIAL Dun & Bradstreet en México


Desde temas internos de las

empresas, hasta la selección de socios,

la data correcta puede ser la diferencia

entre triunfar o perecer en el camino.

La volatilidad e incertidumbre son constantes en el mundo. Crisis económicas y sociales, guerras comerciales, pandemias, inflación han marcado la agenda recientemente. Pese a los distintos desafíos, los negocios mantienen su marcha y los datos e información toman un nuevo rol en la toma de decisiones y en la confianza entre empresas.

En 2021, la incertidumbre se refleja cabalmente en los índices accionarios, que se mueven por las expectativas de las compañías y la economía. Índices donde empresas tecnológicas tienen gran peso se acercan a bajas de doble dígito, desde sus máximos históricos de hace unas semanas.

La presión va más allá de un plano bursátil. La incertidumbre de 2020 dejó en quiebra a más de un millón de pequeñas y medianas empresas en México y 36 concursos mercantiles en el país en solo 11 meses; pese a todo, los negocios continúan.

Las empresas, sin importar el tamaño e industria, se enfrentan a dos clases de retos. Por un lado, lo que suceda a su interior, con temas como generación de efectivo, optimización de costos e inversiones estratégicas, entre otros.

Del otro lado, lo que sucede con los socios clave, proveedores y clientes. Seleccionar al proveedor correcto y hacer negocios con la empresa adecuada son cruciales para tener éxito en el mercado. Si pensamos en la industria automotriz, por ejemplo, errar en el proveedor de llantas paralizaría toda la línea de producción, ocasionando desde un impacto monetario hasta un problema de reputación.

Sucede lo mismo en la industria farmacéutica, donde desarrollar un medicamento o una vacuna es una parte del trabajo; la logística y proveedores es la contraparte. Un error en alguno en estos puntos demorará la entrega de medicamentos y las consecuencias pueden ser graves, por decir lo menos.

Contar con los datos más actuales y precisos de nuestras empresas y socios y futuros proveedores, permitirán crear estrategias, minimizar riesgos, poner en marcha proyectos y tomar las decisiones informadas que, en su conjunto, ayudarán a aprovechar esta nueva realidad y oportunidad histórica a nuestro favor.

COLUMNAS ANTERIORES

Interpretación de la decisión de Citigroup de vender Banamex
Conectividad inclusiva, el reto para reducir la brecha digital

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.