Claudia Olguin

Desafío e-commerce

9 de cada 10 compradores tuvieron interacción con el canal digital y 54% comprará vía internet, a propósito de la reciente edición del Hot Sale.

Conforme avanza la era post pandemia, las ventas online ajustan la reciente expansión.

Si bien, su presencia en el retail seguirá siendo parte del pay en las ventas, es un hecho que los niveles de crecimiento reducirán el furor del crecimiento experimentado en los últimos 2 años.

No obstante, esta evolución y regreso del péndulo ha creado en el retail reflexiones profundas sobre los alcances de la omnicanalidad y el crecimiento de canales de venta para el comercio.

Un análisis de la firma de soluciones informáticas NAPSE indica que 9 de cada 10 compradores tuvieron interacción con el canal digital y 54% comprará vía internet, a propósito de la reciente edición del Hot Sale.

Estos números son resultado de los cambios tecnológicos y hábitos de consumo, pero también de una intersección en la que el segmento digital se encuentra con el físico, y viceversa en cómo la tienda física realiza el esfuerzo de encuentro con el medio digital.

La clave, por tanto, es el puente entre ambos mundos donde las estrategias omnicanal, sean soportadas por tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), el machine learning, las soluciones en la nube y el Big Data.

El resultado desde esta perspectiva es el análisis eficiente de los datos para aprovechar la inercia de distintos canales de ventas, en los cuales podrá interactuar con el consumidor.

Datos estadísticos de Mac Analítica Inmobiliaria generados a partir de información de INEGI, la Asociación de Internet, Statista y la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) revelan que las ventas de productos online crecieron 11.8%, respecto al 6.8% de productos de la actividad comercial, que no incluye descargas de música, boletos de avión, boletos de eventos y software, entre otros.

A esta dinámica hay que agregar el regreso a las tiendas físicas que han incidido no sólo en la afluencia, sino en los niveles de desocupación que subieron a niveles históricos con la pandemia y no han recuperado el nivel del primer trimestre de 2019. Esto ha generado en los centros comerciales un gradual aumento de inventario, dado que como lo hemos comentado, el regreso hizo que se retomara el inicio de operaciones de proyectos en edificación durante este período.

Ha sido una época llena de retos para el comercio en espacios físicos, si se considera que en 2021 se edificó la mitad de los miles de m2 que se integran al portafolio en operación en 2019. Año que se ha constituido como el punto de referencia en distintos nichos del mercado inmobiliario cuando se habla de recuperación.

Ante este escenario, pese al reto que aún existe en temas de seguridad para transacciones electrónicas y con una gran oportunidad en los 88 millones de usuarios de celulares, es un hecho que las ventas físicas retoman su recuperación teniendo como aliado insustituible al comercio electrónico.

COLUMNAS ANTERIORES

La Laguna Industrial
Inflación profundiza huella

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.