In-tech-national

Necesitamos más mujeres hablando del cambio climático

Mujeres y niñas son el sector más vulnerable, con menos educación y mayor pobreza, señala Andrea Lobato.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que tuvo lugar en Glasgow, Escocia a principios del mes de noviembre puso el foco en el peligro que sufre nuestro planeta si no acabamos con las emisiones de carbono. Pero además tuvo un enfoque específico en el papel que tienen las mujeres en este tema. El 9 de noviembre, en el marco de la COP26 se llevó a cabo una reunión de género. Según la agencia de las Naciones Unidas el 80 por ciento de la población afectada por el cambio climático son mujeres y niños, y por eso declaró que ¨el cambio climático es sexista¨.

El cambio climático afecta desproporcionadamente a mujeres y niñas ya que en general se encuentran en el grupo más vulnerable, pobre y con menos educación. Angélica Ponce, directora ejecutiva de la Autoridad Plurinacional para la Madre Tierra de Bolivia, dijo: “El mundo diseñado por hombres ha destruido muchas cosas. El mundo debería empezar a pensar como mujer. Si fuera diseñado por una mujer, acabaría con la violencia contra las mujeres y los niños.¨

Diplomáticos, representantes y empresarios de casi 200 países hicieron varias recomendaciones, las cuales se deben ejecutar antes de la siguiente reunión de la COP27 en Egipto. Dentro de las quince recomendaciones hay tres conclusiones importantes. La primera, la transparencia de los datos y la manera en que se reportan las estadísticas. La ONU pide a sus miembros que los estudios de los casos se reporten desglosados por sexo. La segunda es el compromiso de los estados en incluir una perspectiva de género en su batalla por mitigar el cambio climático. Y la tercera es que se destinen recursos financieros para las iniciativas de género, haciendo un especial hincapié en la educación de las mujeres y las niñas para una transición verde sostenible.

Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, quien es la primera mujer en tener este puesto, comentó que si ella gobernara el mundo, se enfocaría en invertir en la educación de las mujeres, ya que cuando las mujeres triunfan, el mundo triunfa.

Se estima que las delegaciones que asistieron a la COP26 estuvieron constituidas por 33% de mujeres en promedio. Sin embargo, el tiempo que hubo mujeres dirigiéndose al pleno fue solo el 25%. El cambio climático afecta a todo el planeta, los esfuerzos que se han realizado durante los últimos años no son suficientes. Si no se toman perspectivas más inclusivas y extensivas no quedarán muchas generaciones para preocuparse por las políticas, tendrán que enfocarse en su sobrevivencia. Como lo recomiendan las Naciones Unidas es momento de dar voz a las mujeres y dejar que lideren la carga a favor de la madre tierra.

COLUMNAS ANTERIORES

Viaja con lo mejor de la tecnología
A 100 años de la paridad

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.