Desde San Lázaro

Se agudiza la crisis económica con AMLO

Los datos duros hablan del peor sexenio en diversos rubros; uno de los más relevantes es la crisis económica por la que transitamos.

Mientras que en Palacio Nacional hay pirotecnia todos los días para ocultar la cruda realidad, los datos duros hablan del peor sexenio en múltiples rubros. Uno de los más relevantes es la crisis económica por la que transitamos y no crea, estimado lector, que es tan solo por culpa de la pandemia; se debe a yerros del presidente.

Entre inflación, desempleo y nimio crecimiento que se diluye con las expectativas hacia el futuro, la población está condenada a vivir tiempos aciagos, por lo menos en los próximos tres años.

Los comparativos de crecimiento de acuerdo a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) por región ubica a México con un 3.2 por ciento, mientras a sus socios comerciales Estados Unidos y Canadá los ubica en 5.2 por ciento y 4.9 por ciento, respectivamente.

Esta cifra contrasta con el 4.1 por ciento que tiene proyectado el gobierno federal, la cual incluso difiere con el pronóstico de 3.2 por ciento del Banco de México.

En su informe anual Balance Preliminar de las Economías, la CEPAL destaca que 2022 será un año de grandes retos para el crecimiento, la generación de empleos y enfrentar los costos sociales de la pandemia. En este contexto, las políticas públicas y el Paquete Económico de este año privilegian la ayuda asistencial que ni siquiera mitiga la pobreza, ya que aumentaron los pobres en cuatro millones de personas que ahora están en esa condición.

Costa Rica con un 3.5 por ciento, Honduras con 3.6 por ciento, Guatemala 4 por ciento, El Salvador 4.6 por ciento, República Dominicana con 5.5 por ciento y Panamá con 8.2 por ciento, son algunos de los 20 países de América Latina que superan a México en las expectativas de crecimiento económico.

Reza el dicho “Candil de la calle, oscuridad en su casa”, cuando se refiere a alguien que presume algo que en su hogar carece de ello, y eso es lo que hace AMLO con Centroamérica, ya que México crecerá menos que esos países

Desde San Lázaro, el diputado blanquiazul, Héctor Saúl Téllez, apunta que esta situación se agrava con el crecimiento incontrolable de la inflación y como consecuencia el aumento en los precios de la canasta básica, lo que afecta directamente a las y los mexicanos que menos tienen.

A esto, agregó, hay que considerar que entre 2020 y 2021 se registró una fuga de 21 mil millones de dólares, lo que colocó a México en el nada honorable título del país líder en esta materia, consecuencia también de su pésima política económica.

Todo esto conforma una tormenta perfecta con un gobierno que tiene nula capacidad para salir adelante, sin talento en el manejo de la política económica, lo que finalmente perjudica al bolsillo de quienes menos tienen.

Tan solo en la CDMX, según las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, aún faltan por recuperar 134 mil 446 empleos que se han perdido durante todo el lapso de la pandemia.

Podríamos considerar que este es un panorama que se vive en todas las entidades del país, pero no es así:. La Ciudad de México se ha quedado rezagada en comparación con entidades como Baja California, Nuevo León, Tabasco, Chihuahua y Querétaro, estados que han mostrado una recuperación acelerada de sus empleos.

Dice la Coparmex capitalina que preside Armando Zuñiga Salinas, que el gobierno local, comandado por Claudia Sheinbaum, carece de una estrategia de reactivación económica con un rumbo claro, pues han sido las soluciones de corto plazo y la lógica de inmediatez para atender los problemas más próximos, lo que nos ha conducido a soluciones parciales, muchas de ellas insostenibles.

La ausencia de una política pública a favor de la reactivación, con nuevas cargas fiscales a sectores muy importantes para la economía, además de un presupuesto inercial y un gasto público poco atractivo para las inversiones, son condiciones indispensables para reactivar la economía no solo en el territorio nacional, sino en el ex-DF.

El daño a la economía, en el entorno inflacionario que se prevé para este 2022, va a generar un estancamiento económico que afecta la calidad de vida de millones de familias y la pérdida de empresas y empleos.

Advierte la Coparmex que no se necesitan programas sociales que se conviertan en paliativos que condenen a los mexicanos a caer en una espiral de pobreza que difícilmente se podrá revertir.

Por ello, urge un plan integral de reactivación económica y recuperación de empleos que genere las condiciones necesarias para la inversión, se recupere la confianza y la certidumbre.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Venta de plazas en el sindicato del gobierno capitalino?
Legislan al vapor y olvidan al pueblo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.