Desde San Lázaro

Hacienda, la secretaría maldita

Victoria Rodríguez Ceja es la propuesta de AMLO para ocupar la titularidad en el Banco de México, y con ello el dólar se disparó a 22 pesos.

Quienes han pasado por la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el actual sexenio no pueden referir que hayan terminado bien con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Ello sólo refleja que la conducción económica del país y que la visión de los dos exsecretarios no han sido del agrado del mandatario.

Por ese cargo han pasado Carlos Urzúa y Arturo Herrera. Urzúa renunció el 9 de julio de 2019, antes de cumplir un año en el cargo, e hizo pública una explosiva carta en la que expresó su desacuerdo con decisiones de política pública tomadas en el gobierno del presidente López Obrador “sin el suficiente sustento”.

“Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o de izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, reveló el primer secretario de Hacienda del actual sexenio.

Ahora, en medio de un contexto económico mundial de alta volatilidad por los nuevos confinamientos provocados por el aumento de casos de coronavirus en algunos países europeos, el gobierno mexicano agita el avispero con la noticia de que Arturo Herrera no irá al Banco de México. Su renuncia a la Secretaría de Hacienda, el 15 de julio de este año, supuestamente fue para ser postulado como gobernador del Banco de México. Esa noticia fue bien recibida por los mercados y los analistas financieros nacionales e internacionales, por el perfil de Herrera. Sin embargo, el presidente López Obrador ha decidido prescindir de un buen perfil para el Banco Central, para enviar a una incondicional.

López Obrador anunció que su propuesta para ocupar la titularidad del Banco de México recae en Victoria Rodríguez Ceja, hasta ahora subsecretaria de egresos de la Secretaría de Hacienda. Tras el anuncio, el dólar se disparó hacia arriba y rompió el techo de 22 pesos por unidad (22.08 en bancos), el nivel más alto en los últimos 13 meses.

Este anuncio fue sorpresivo para los mercados y generó incertidumbre sobre las expectativas de política monetaria del Banco Central. Al anunciar que Rodríguez Ceja sería la propuesta para el Banco de México, López Obrador refirió que “queremos que participen mujeres, que se lleve este cambio reconociendo el trabajo que ha hecho la subsecretaria de egresos”.

Al parecer, Rodríguez Ceja cumple con el perfil idóneo que gusta a López Obrador: 90 por ciento lealtad y 10 por ciento capacidad. Su currículum es menos idóneo que el de Herrera para ocupar el Banco de México, pero seguramente su sumisión al presidente es lo que la llevó a ser postulada. No debe dejar de observarse que la nominación de Rodríguez Ceja no cayó bien en el ambiente económico.

Arturo Herrera dijo haberse enterado que no sería postulado al Banco de México la semana pasada. Sin embargo, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, afirmó que desde agosto pasado se supo que el exsecretario de Hacienda no iría al Banco Central, es decir, al mes siguiente de la renuncia de Herrera. Evidentemente, la relación de Herrera con López Obrador no es nada buena.

Algo debe estar pasando en la Secretaría de Hacienda que ha llevado a sus dos anteriores titulares a terminar mal con el presidente. Los resultados económicos en el país no van bien, y de ello el mandatario seguramente culpará a la pandemia por el coronavirus, al expresidente Felipe Calderón, a los neoliberales, a los conservadores y hasta a la tal ‘Chuchita’ que fue bolseada.

COLUMNAS ANTERIORES

La revocación del mandato con la mira después de 2024
COVID fest en el Zócalo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.