Desde San Lázaro

‘Impasse’ en la quiebra técnica de Pemex

La necedad del huésped de Palacio Nacional por defender los combustibles fósiles y salvar a Pemex significa tirar el dinero de los mexicanos.

La comparecencia en la Cámara de Diputados del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza ante las Comisiones de Energía e infraestructura, dejó más preocupaciones que aliento hacia el futuro, debido a la opinión sesgada y partidista que tiene este funcionario en torno al rescate de esa empresa productiva del Estado, toda vez que esa “mejor situación económica” de la que presume que tiene ahora, se debe a factores exógenos como el precio que tiene la mezcla mexicana en los mercados internacionales y en el cual ni el gobierno mexicano y mucho menos Petróleos Mexicanos tienen alguna injerencia.

Como se sabe, los principales ingresos que tiene la exparaestatal provienen de la venta de los barriles del petróleo y de las gasolinas, mientras que por el lado de los gastos está sin duda el servicio de la deuda, pensiones y los costos de operación que tiene sobre todo para extraer el ‘oro negro’ y, en este sentido, pues está colgada sobre alfileres su viabilidad hacia el futuro.

La calificación de la deuda de Pemex -2.2 billones- está en niveles de basura y aunque el gobierno ya absorbió el pago de los intereses con cargo al Presupuesto de la federación, la realidad es que esa empresa pública vive tiempos turbulentos y si ahora está en un impasse es por alto precio que tiene el petróleo a nivel internacional, sin embargo, en cuanto empiece a caer otra vez se hablará de su quiebra técnica.

En campaña, Andrés Manuel López Obrador prometió bajar las gasolinas, empero ahora que sabe que los ingresos que capta Pemex son vitales para fondear el gasto público, sube los precios.

Claro, dice Octavio Romero Oropeza que AMLO no hizo la promesa, no obstante que circulan en las redes sociales los videos que demuestran lo contrario, aunque lo relevante del asunto es que Pemex requiere mantener un incremento constante en las gasolinas, so riesgo de que colapsen sus finanzas.

La terquedad de defender a los combustibles fósiles y contaminantes por parte del actual gobierno, hace imposible que puedan entender que es criminal, por decir lo menos, tirar el dinero de todos los mexicanos en la construcción de la refinería de Dos Bocas y la compra de la refinería ubicada en Texas, Dear Park.

Dice Romero Oropeza que en Europa y en Estados Unidos se seguirán usando los hidrocarburos por mucho tiempo y ante esa información equivocada, que se puede esperar para darle la soberanía energética al país.

En este momento se sigue dependiendo de los hidrocarburos en lugar de las renovables, empero en el mediano plazo se va a revertir esa tendencia.

Las danza de las cifras alegres de Pemex por parte de los diputados de Morena contrastan con las de oposición, por lo que ante el dilema de a quién creerle, pues hay que irse a los datos duros: Pemex ha perdido en los tres primeros años de este gobierno un billón de pesos y la caída en la producción es una constante, van 1.7 millones, que aunado al costo que representa extraerlo, resulta inviable en las actuales condiciones para los próximos años.

La deuda financiera de Petróleos Mexicanos es de 189 mil millones de dólares

Dicen los diputados del PAN y PRI que Pemex es un monumento a la ineptitud y tienen razón, pero habrá que recordar que el deterioro de esa empresa viene, por lo menos, de hace 30 años.

En la comparecencia de Octavio Romero Oropeza se habló de que el huachicoleo ya se enquistó en Pemex y tienen razón al tener detectadas 6511 tomas clandestinas.

Llamó la atención la postura de Movimiento Ciudadano en torno a criticar el aporte de Pemex a la contaminación que genera Pemex y su deuda, que, con un día que se ahorre de pérdidas, bastaría para comprar el avión presidencial.

Fue una comparecencia plagada de insultos y sombrerazos en donde la falta de respeto fue una constante. No debe sorprender a nadie, ya que la polarización que existe en el país la alienta a diario el principal huésped de Palacio Nacional.

El hallazgo de reservas probadas en aguas y tierras someras podría ser un logró de la actual administración, empero para atender la creciente demanda se requiere que de forma paralela avance la generación de las energías renovables.

La ventaja adicional que tienen estos nuevos yacimientos es que son cercanos con otros que ya tienen infraestructura, gasoductos, oleoductos y baterías.

El equivocado rescate a Pemex y a la CFE es una entelequia porque de nada sirve que el gobierno absorba sus pasivos, si al final del día se tienen que cubrir por los contribuyentes o más deuda.

Se salva Pemex de la quiebra pero el gobierno está más cerca de ella.

COLUMNAS ANTERIORES

Se cierra el cerco en contra de Ignacio Peralta
Un candidato presidencial de la oposición

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.