Senador de la República

México, potencia energética mundial

Nuestros recursos naturales han sido saqueados y entregados a particulares con la complicidad de las más altas esferas gubernamentales.

Por su posicionamiento territorial estratégico y sus vastos recursos naturales, México es potencia mundial en producción de energía eléctrica y combustibles derivados del petróleo, lo que nos ha puesto en la mira de la inversión extranjera de muchos países, circunstancia que tiene sus claroscuros.

En algunos casos, ello ha propiciado ventanas de oportunidad para la corrupción y las malas prácticas por parte de las empresas extranjeras que tienen concesiones para el aprovechamiento de nuestros recursos naturales emanadas de actividades corruptas.

Tal como lo consagra el artículo 27 de nuestra Carta Magna, los recursos naturales contenidos en el territorio nacional son propiedad de la nación y, por lo tanto, de todos los mexicanos. Desde años atrás, nuestros recursos naturales han sido saqueados y entregados a particulares con la complicidad de las más altas esferas gubernamentales.

Es por eso que la noticia dada a conocer en días pasados sobre las multas impuestas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a la empresa española Iberdrola, que ascienden a más de 9 mil millones de pesos por vender energía eléctrica indebidamente, no nos sorprenden, pues es notorio que los tiempos de despilfarro, corrupción y saqueo están acabando poco a poco. ¡Las escaleras se barren de arriba para abajo!

Todos estos recursos ahorrados evitando el saqueo y los obtenidos por las multas impuestas a las empresas con malos manejos, se destinan a obras y programas para el beneficio de cientos de miles de personas y familias.

Poco a poco nos estamos recuperando de 100 años de saqueo. Es gracias al trabajo arduo y los mecanismos transparentes implementados en el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, que día a día millones de mexicanos notan en el desarrollo de sus comunidades y de sus bolsillos, que por fin el cambio es tangible y verdadero.

Desde el Senado de la República, en el grupo parlamentario de Morena, coordinado por el senador Ricardo Monreal Ávila, se trabaja diariamente para que las regulaciones contra las malas prácticas y manejos de las empresas que abusan, se endurezcan para así ayudar al combate y erradicación de las mismas, ayudando así al desarrollo económico y social de nuestro país.

Es un sexenio sin precedentes, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno ha emprendido un combate frontal contra la corrupción, a través de políticas de cero tolerancia contra esas prácticas, donde se pone especial interés en los servidores públicos pues se predica con el ejemplo.

El autor es presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

COLUMNAS ANTERIORES

El agua, nuestro oro líquido
Estabilidad de la moneda nacional

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.