Senador de la República

Reforma energética 2021: litio y otros minerales

De aprobarse los cambios propuestos a la Constitución, solo el Estado podrá encargarse de la explotación, extracción, comercialización, distribución y almacenamiento.

Huracanes, sequías, frentes fríos, taludes, desbordamiento de ríos; son solo algunos de los efectos más próximos que hemos atestiguado del cambio climático en nuestro país.

Tanto nuestra ubicación geográfica, tendiente al desarrollo de desastres causados por fenómenos naturales, como los compromisos internacionales firmados por el gobierno mexicano respecto al cambio climático y, sobre todo, nuestra responsabilidad como tomadores de decisiones de disminuir la huella de carbono y así asegurar los recursos y la estabilidad ambiental para las futuras generaciones de mexicanos, requieren de acciones precisas para lograr una verdadera transición energética.

En repetidas ocasiones he expresado la necesidad que tenemos como nación de regular en materia del litio. Como legislador he presentado, inclusive, la iniciativa para su nacionalización. Por ello, hoy aplaudo enormemente la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia energética que ya ha sido enviada a la Cámara de Diputados, porque es indispensable que el litio sea considerado parte de la agenda nacional.

Este metal es utilizado en las baterías de autos eléctricos, celulares, computadoras portátiles; todos indispensables para desarrollar una sociedad libre de cables, y es la alternativa más viable para transitar a una industria automotriz libre del uso de gasolinas y combustibles fósiles.

También es esencial para la transformación energética respecto a sistemas de bajas emisiones de carbono, en tanto permite almacenar la energía que producen fuentes renovables como la solar o la eólica, logrando que dicha energía pueda liberarse de manera constante y fiable.

De aprobarse los cambios propuestos a los artículos 25, 27 y 29 de la Constitución, solo el Estado podría encargarse de su explotación, extracción, comercialización, distribución y almacenamiento, respetando los compromisos ya firmados respecto a la exploración, siempre y cuando demuestren que ya ejecutan las acciones necesarias para pasar a la etapa de producción. Lo que se ha buscado, siempre, es que el beneficio de esta naciente industria sea para todos los mexicanos.

A la iniciativa del presidente López Obrador nos sumaremos en el grupo parlamentario de Morena, dirigido por el senador Ricardo Monreal, con las iniciativas necesarias para garantizar procesos seguros respecto a la transportación de residuos peligrosos y métodos limpios de extracción.

El litio es un metal cuya demanda solo va al alza, en una industria que está en la búsqueda de alternativas a los sistemas energéticos tradicionales, y nuestro país tiene todo el potencial para convertirse en potencia.

El autor es senador de la República.

COLUMNAS ANTERIORES

Hacia un paquete económico para 2022 equilibrado y responsable
Residuos: su manejo es una prioridad nacional

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.